14 septiembre 2009

El mejor amigo del hombre

La frase se la había oído en la radio a D. Carlos Rodríguez Braun, insigne economista, liberal, socarrón y argentino. En más de una ocasión la he citado cuando la conversación deriva hacia frases que comienzan con "la culpa de eso...", nos gusta "echarle el muerto" a alguien, a quién sea. No importa que lleve siglos muerto en algunos casos. Todo menos aceptar la realidad y nuestra propia responsabilidad, todo menos buscar la solución e implicarnos en ella.
Ah, la frase es la que dice que el mejor amigo del hombre es el... chivo expiatorio, que perros ni que porras.
Y hoy, leyendo por ahí, se la he encontrado a otra bestia parda del periodismo que es D. Arturo Pérez Reverte:

"(...)Hay una palabra que nadie acepta, y que sin embargo es clave: vulnerabilidad. Hemos elegido, deliberadamente, vivir en una sociedad vuelta de espaldas a las leyes físicas y naturales, y también a las leyes del sentido común. Vivir, por ejemplo, en una España con diecisiete gobiernos paralelos, donde 26.000 kilómetros de carreteras dependen del Ministerio de Fomento y 140.000 de gobiernos autonómicos, diputaciones forales y consejeros diversos, cada uno a su aire y, a menudo, fastidiándose unos a otros. Una España en la que el Servei Meteorològic de Catalunya reconoce que no mantiene contacto con la agencia nacional de Meteorología, cuyos informes tira sistemáticamente a la papelera. Una España donde, según las necesidades turísticas, algunas televisiones autonómicas suavizan el mapa del tiempo para no desalentar al turismo. Una España que a las once de la mañana tiene las carreteras llenas de automóviles de gente que dice que va a trabajar, y donde uno de cada cuatro conductores reconoce que circula pese a los avisos de lluvia o nieve. Una España en la que quienes viven voluntariamente en lugares llamados –desde hace siglos– La Vaguada, Almarjal o Punta Ventosa se extrañan de que una riada inunde sus casas o un vendaval se lleve los tejados. Por eso, cada vez que oigo a un político o a un ciudadano de infantería cargar la culpa de una desgracia sobre los meteorólogos, no puedo dejar de pensar, una vez más, que nuestro mejor amigo no es el perro, sino el chivo expiatorio."


El artículo completo aquí.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...