03 febrero 2009

Un día gris

Hoy los medios, como es habitual, escupen su intragable gazpacho de noticias y opiniones. Aderezado, por supuesto, con grandes dosis de publicidad, que de algo hay que vivir. Familias enteras en paro, la nieve que todo lo bloquea, menores presuntamente maltratados en los centros donde son encarcelados, Israel que avisa (y dicen que el que avisa no es traidor) que va a bombardear la zona desde dónde se han tirado más misiles contra su territorio, IBM que va a crear el ordenador más rápido del mundo, la red y sus líos con el "peer to peer", la privacidad y las tarifas, el recibo de la luz que nos ha levantado graciosamente la mensualidad de enero, las televisiones jugando sucio (bueno, ya sé que esto no es noticia, que haya basura en el basurero es lo normal), Garzón en portada (vale, tampoco es noticia), Madoff y los millones perdidos, Eluana está condenada a muerte, una chica que vende su virginidad por tres millones (!?), la banca gana y no es a las siete y media, un empresario amenaza con pegarse fuego si el ayuntamiento no le paga lo que le debe, un crítico "secuestra" una estatuilla de los goya como protesta (si Goya supiera lo que hacen con su nombre vomitaría dentro de su tumba), premian con varios goya a una película que ridiculiza y manipula la muerte por cáncer de una niña de catorce años (y uno creyendo que no se podía caer tan bajo), deportes en portada, como si fueran noticias importantes, ...
Pero mientras volvía a casa, junto al camino, he visto un mirlo posarse cerca de mí bajo el cielo gris que amenaza lluvia, un águila culebrera me ha sobrevolado, junto a la carretera hay un almendro en flor y el campo verdea moteado de blanco y amarillo barruntando el esplendor que está por venir.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

rafael lo tuyo de verdad es de juzgado de guardia. vomitas sapos y culebras contra una película que dice una verdad como un puño.

Te invito a que la vuelvas a ver (si es que la has visto ya) para que te de vergÚenza del papel que en la sociedad juega una orden tan hipócrita e irrespetuosa como el opus dei.

En la película los únicos que frivolizan con la muerte de la niña son los curas. Los que se creen en posesión de la verdad en nombre de dios. La niña simboliza la inocencia mientras por detrás los macarras de la moral (que son los curas) tratan de manipular con la unica intención de hacerla santa cueste lo que cueste. Y lo peor es que está basado en un hecho real.

Cuando algo o alguien os critica echais las patas por alto pero ustedes podeis escupir todo lo que querais????.

No es justo Rafael y tu lo sabes.

Rafael B. dijo...

Creo, anónimo amigo/a, que tu comentario requiere algunas precisiones.
Hecho real: Alexia González Barros es una niña madrileña que contrae cáncer y, a pesar de los tratamientos médicos, muere a los catorce años de edad. Tanto ella como su familia, viven su enfermedad y muerte dramáticamente pero desde el universo de valores de sus creencias, son del Opus Dei.
Hecho real: Un individuo del mundo de la farándula decide utilizar ese hecho para crear una ficción cinematográfica.
Ficción cinematográfica: la niña vive unas ensoñaciones e interpreta lo que le está pasando de forma esperpéntica que no tiene que ver con la real, su familia es pintada como fanáticamente entregada a una institución que aparece descrita de forma terrible y sectaria, "macarras de la moral" como dice nuestro/a anónimo.
Es decir, basándose en un hecho real, la trágica enfermedad y muerte de una niña cuya familia pertenece al Opus Dei, un individuo, auténtico macarra moral, ha construido una ficción ridiculizando todo, las creencias de la niña y su familia, los acontecimientos que rodearon su muerte y las instituciones relacionadas con ello.
Recuerda, todo lo que has visto en la película es la ficción creada por el director y el guionista.
¿Cómo se sienten los padres, hermanos y amigos de Alexia al ver lo que han hecho con sus creencias, su dolor y su muerte? A nuestro/a anónimo eso no le importa, como son del Opus, deben ser mala gente, no tienen derecho a que se respete ni su fe, ni sus sentimientos, ni su dolor, se puede crear, por simple odio, una mentira que hemos subvencionado todos, y hacerles daño sin escrúpulos.
Yo tengo muy claro, en la vida real (los de la peli son ficción, recuerda) quién es el macarra moral.

(Por cierto, el enlace lleva a la página de Alexia, uno puede no estar de acuerdo con todo lo que se dice, pero respetaré su dolor y su forma de interpretar las cosas.)

Anónimo dijo...

Hay un documento en internet, concretamente en youtube, donde habla la madre de Alexia. Si has visto la película y ves ese testimonio apenas hay diferencia en el papel de la actriz que hace de madre y la verdadera. Hay incluso una secuencia de la película en la que la actriz dice lo MISMO que la madre de Alexia. Es algo así como que había que dar gracias a Dios por lo que le había pasado a su hija. No creo que esté tan lejos de la realidad.

De todas formas un director de cine tiene que buscar en la historia el momento dramático más oportuno para arrancar la atención del espectador y ahí entra en juego el componente ficticio. No existe ninguna película basada en hechos reales en la que absolutamente todo lo que se narre sea verdad. Un ejemplo muy cercano para tí puede ser la película de la pasión de Cristo de Mel Gibson. Todo era tal como pasó? Eso es científicamente imposible.


Y como tú eres muy duro en tus críticas también lo voy a ser yo ahora. Lo que tú dices que ha hecho el director con esta historia puede ser muy parecido a lo que ha hecho la Iglesia con la historia de Jesucristo. Estarás de acuerdo no?
Y además también con dinero público. ¿O el Estado no subvenciona, y muy bien, a la Iglesia Española?

Rafael. La Iglesia no encaja bien ninguna de las críticas que se le hacen. Tú sabes muy bien que dentro de la propia Iglesia hay una parte importante en su seno que no apoya a lo que se conoce como La Obra. Será que muy bien no lo hacen los del Opus no?

Rafael B. dijo...

Yo no estoy de acuerdo con todo o con parte de lo que hace o piensa el Opus Dei, pero eso da lo mismo, porque no justifica el odio con que está hecha la película.
Esa diferencia de "apenas" es más que suficiente. Una madre que intenta entender y encajar desde sus creencias la muerte prematura de su hija, que piensa que, a pesar de todo, su sufrimiento y su muerte tienen sentido, que está en manos de Dios que es mejor para ella, aunque la querría a su lado. Descontextualizar lo que la familia dice para poder retorcerlo y utilizarlo para hacerles decir que están contentos de que se muera, que en el Opus se pregona eso, es indigno e inmoral por muy mal que me caiga el Opus, porque además es mentira.
El componente ficticio es una forma muy suave de justificar la indignidad de haber utilizado esa historia para hacer sufrir a quienes ya sufrieron lo suyo. Tu lo has dicho, no hay película que sea verdad. Luego utilizarla para decir "hay que ver cómo es la Iglesia o cómo es fulanito" es lamentable.
"Hay que ver que malos eran los indios, arrancaban cabelleras, que lo vi en una película". A partir de aquí todo así.
Hay películas que presentan una interpretación de algunos hechos o situaciones, unas hablan del amor sin que la historia sea verdadera, otras "novelan" hechos vividos dándoles el sesgo que el autor de la novela ha elegido, otras son puro odio y venganza contra algo o contra alguien sin importar a quién perjudican ni el daño que hacen a las personas implicadas, como este caso.
Veo que a ti te da igual de como se han sentido los amigos y familia de Alexia. Seguro que se lo merecían, ver como el sufrimiento y la muerte de su hija, hermana y amiga se convertía en arma en manos del odio de un macarra moral.
Sí, soy duro porque soy claro y voy al grano. Nadie está obligado a leer lo que digo ni a estar de acuerdo conmigo. Qué se le va a hacer.
La comparación entre la película y lo de la Iglesia y la historia de Jesucristo no tiene ningún sentido, así que no me paro en eso. Y no, el estado no subvenciona a la Iglesia, deberías informarte. Los ingresos de la Iglesia, a día de hoy, vienen de la aportación voluntaria de la gente vía declaración de renta o personalmente.
La Iglesia no hace más que encajar críticas, muchas de ellas fruto del desconocimiento de la realidad o de estereotipos que pululan por ahí, algunas atinadas y otras fruto de un anticlericalismo decimonónico.

Anónimo dijo...

Añadir a todo lo dicho por Rafael, que la Iglesia a pesar de no recibir nada si no de es los creyentes que así lo desean, hay que decir también que le ahorra al estado la cantidad insignificante de treinte y seis mil millones de Euros, casi tanto como los que ZP les ha dado a los bancos.
Este anónimo acusa a Rafael de no ver la película y criticarla, por la misma regla habría que recordarle a él que primero hay que leer la histria de esta chica que está publica en varios libros antes de hacer un juicio de ella y su entorno (familia, opus, amigos..etc)sólo por una película. Javier

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...