24 marzo 2008

Ríete conmigo (II).

Ríete, no puedes evitarlo. Es lunes de Pascua y a pesar de que todo lo angustioso y oscuro sigue ahí, mira hacia adelante, mira hacia arriba, deja que el azul inmenso te haga sentir más ligero, como si tus huesos estuvieran huecos y el peso de todo lo que te lastra hubiera desaparecido.
Quizá hoy es más fácil sentir que la inocencia aún es posible sentirla.
Disfruta y ríe un rato, es terapéutico y te acerca a Dios.




No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...