10 enero 2008

De fantasmas y otros ectoplasmas.

Y es que las declaraciones del anticlericalismo más rancio y el laicismo más paleto de nuestros políticos no dejan de ser puras fantasmadas impropias de nuestro tiempo. Ciertamente se observa una tendencia en la sociedad occidental a recuperar viejos "tics" antirreligiosos disfrazados de agnosticismo beligerante o ateísmo organizado, pero lo de nuestros políticos es de traca de feria.
Si la Iglesia se manifiesta a favor de algo y en contra de otra cosa, sea esta la que sea, matrimonio, aborto, guerra o pobreza, no deja de ejercer el derecho de manifestar públicamente su creencia como se indica en la constitución española que recoge la declaración de derechos humanos. Pretender que sólo pueden opinar de política los políticos de es un franquismo tan rancio que tumba para atrás.
Luego llega el mentiroso compulsivo, esa boca proferidora de maldades, José Blanco, afirmando majaderías sobre lo que piensa el Papa. Bueno, en vez de mostrar a todo el mundo su indigencia moral e intelectual, debería leer algunos documentos pontificios en vez de hablar para enmerdar. A lo mejor si se informa de algo se calla.
El presidente no tiene desperdicio en cuanto que habla de "derechos extensibles", demostrando también un pensamiento frágil al llamar derecho a privilegios o concesiones del poder confundiendo el concepto de derecho personal con la voluntad del legislador. Al fin y al cabo las cosas son, para él, relativas y se pueden cambiar por ley. Si el legislador decide que tenemos derecho a poner nombre a las estrellas o casarnos con una iguana, ¡hala! ya tenemos nuevos derechos y somos más felices. Se puede ser más simple...
Y llega la vicepresidenta de la Vega y confunde la crítica con la imposición para crispar al personal. Según ella se les puede criticar pero poco, la puntita nada más. Si la crítica les molesta ya se están pasando estos obispos... En lugar de acoger la crítica de una parte de la sociedad española que son ciudadanos de este país, a golpear el muñeco, a encerrar a los católicos en las sacristías, etc. más de lo mismo.
En fin, para lo demás me remito al artículo anterior sobre este tema.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...