14 marzo 2011

"Trolls" con denominación de origen

Pasaba por aquí mientras leía comentarios y opiniones al salto de mata y descubro el blog de "Belosticalle", un internauta de amplia sabiduría y de comentaristas no menos sabios.
Hoy celebra las primeras cincuenta mil visitas y también ha descubierto que no hay blog maduro sin un buen troll para animar la cosa. Lo curioso del fenómeno troll es que despierta en los demás un primer intento de razonar, explicar, aportar datos para llegar a algún sitio. Tras esa primera fase o pasas del troll (don't feed the troll) o echas al troll antes que todo huela a caca. Esa es una experiencia universal por lo visto. El comentarista "Lindo Gatito" tras haber pasado por la primera fase con el troll del blog, ha acabado concluyendo motu proprio:
Ya nos lo había advertido Maurice Ravel, entre otros: "La ciencia es universal; el arte, nacional; la necedad, nacionalista" y como soy bien consciente de lo que también nos avisó flaubert: "La estupidez es una roca inexpugnable: todo lo que da contra ella se despedaza" (también dejó escrito: "Respeto mucho la imbecilidad humana. Es lo único que me da una idea de la eternidad", adelantándose a Einstein, quien se expresó en parecidos términos, poniendo en duda la infinitud del cosmos, pero no de la estupidez humana), pues nada, que aquí lo dejo, no le voy a llevar la contraria a Schiller cuando constató que hasta los dioses se rinden ante la imbecilidad (y aclararle al menda lo que significa "Imbécil", "sin bastón sobre el que apoyarse" iba a ser tarea que ni la de Sísifo*).
No puedo menos que estar de acuerdo por lo visto, leído y experimentado. Lo de la denominación de origen se debe a que entre vascos anda el juego en este caso y el troll ha sido certeramente etiquetado como "Euskotroll" dada la temática de su monomanía.
Un gráfico para que se entienda mejor del tipo de individuo al que nos referimos,;aunque hay sub-especies, en general vale para hacerse una idea.

3 comentarios:

Belosticalle dijo...

Buenas tardes, Rafa, ha sido un placer, y agradezco tu valoración positiva.

Desde luego, tu comentario sobre el particular de los troles estos es certero, y bien harían leyéndolo incluso algunos de mis amigos que concurren también en el Blog de Santiago (la ‘Argos’, lo llamamos). Don’t feed the troll! Es el primer mandamiento, y bien cumplido sobra segundo.

El caso es que esta vez de algún modo soy responsable del numerito. 'Belosticalle' es una bitácora miscelánea, un cuodlibeto a la escolástica, con radio de círculo corto, sin ser elitista. Suele tener pocos comentarios.
Así, para festejar con unos fuegos artificiales la redondez del número 50.000, dediqué la efeméride al ‘Euskotroll’ que acababa de descubrir en algún número atrasado.

Ya sabía yo que es una provocación. Pero también quería poner a prueba otro principio, o ‘segundo mandamiento’: No te dirijas al troll.
Y en efecto, como sospechaba, no hay cosa más jorobante para un troll que se precie, que ver que sólo se habla de él en tercera persona, como de un ausente y sin seguirle la corriente, etc. No sé si es caritativo, pero funciona.

Tendré sumo gusto en recibir tus visitas y comentarios, y con toda mi limitación de tiempo procuraré pasar por aquí.

Un cordial saludo.

Rafael B. dijo...

Gracias por tu visita y tu comentario.
La verdad es que yo he caído más de una vez en intentar "educar" al troll y explicarle una y otra vez las cosas. En otras ocasiones ha sido por entretenimiento, en cualquier caso el final es previsible, no tiene arreglo. O cortas o se eterniza el sinsentido y la respuesta sectaria.
Un saludo.

Ana dijo...

Me ha gustado la reseña, Rafael.
A priori, sin leer el artículo del que partías, me parecía muy triste el dar por imposible cualquier caso, por muy difícil que fuera, será por deformación profesional o por tener como uno de mis paradigmas al buen samaritano (aunque no cumpla propósito alguno), no lo sé, el caso, es que al leer el texto original, me han venido muchas imágenes a la cabeza, numerosas y variadas, y cambié significativamente el color de mi anterior pensamiento. Uy, qué lío me estoy haciendo, sorry. A ver, intento explicarme, aunque me cueste, y resumiendo: veo, leo y sufro a menudo personajillos "atrollados", perdón por lo de personajillos. Lo de sufro es porque me molesta muchísimo que se regocijen en la difusión de alguna calumnia, en la propagación del malestar gratuíto, del sembrar dolor sí porque sí, por la erótica del placer malvado, por el narcisimismo disfrazado de falsa modestia,... y lo que más me molesta, sinceramente, es que tengan adeptos, atraídos quizás por la fuerza bruta del que golpea la mesa con una tremenda potencia ¿no ven más allá?, ¿soy yo quien tiene la óptica truncada?... (tiene guasa...) En fin, éso, ¿cómo se explica? Si véis alguna luz, haced el favor, "alumbrá pacá". Gracias.
Ana.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...