16 febrero 2011

Llueve y se te ha roto el limpia...

A mi me pasó una vez, un domingo en la mañana, cuando más llovía, en una carretera de la sierra de esas en las que el coche cabe lo justo, con sus curvas y taludes. De repente el limpiaparabrisas se detuvo y se negó a moverse más. ¿Qué hacer? Despacito, despacito, dar la vuelta y regresar al pueblo que aún estaba cerca. Era poca cosa, se había aflojado la tuerca del brazo limpiaparabrisas.
Se ve que al señor del vídeo se le había estropeado algo más seriamente, así que a grandes males, grandes remedios.

1 comentario:

Juanlu dijo...

Parece el coche de los Picapiedras. Muy bueno el parabrisas manual. Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...