08 abril 2010

La pederastia y la prensa amarilla.

Pedro M. Lamet pasa por ser alguien atrevido y avanzado (no quiero llamarlo progresista, porque hoy sería un insulto dado en lo que se ha convertido el progresismo en nuestro país, pero en su momento lo definiría). Tuvo escarceos con ese tipo de progresismo de salón consistente en hablar mal de la Iglesia por su bien, pero bueno. Siempre lo catalogué entre la gente que sigue buscando la verdad y la belleza en su pasión por Dios. Aunque creo que se ha pasado con la filosofía oriental y algún libro suyo se me atragantó por eso. Es escritor y periodista, amén de ser jesuita de los de los tiempos de Pedro Arrupe.
Parece que tiene una columna en 21rs, una revista que ha tenido una importante transformación y ha hecho un gran esfuerzo por entrar en los hogares como revista religiosa generalista y crítica.
Digo todo esto para contextualizar este artículo suyo, escribe dolorido en este número de 21rs y refleja el comportamiento que está teniendo cierta prensa con el tema de la pederastia en la Iglesia. Ustedes mismos:

"Esta mañana me ha llamado la cadena Ser para preguntarme sobre el Papa y la pederastia. Estuve respondiendo durante cerca de diez minutos sobre el tema para el informativo de las 14:30. Pues bien, de todas mis declaraciones no han seleccionado ni una frase completa, y la que han elegido, la han deformado, montado, descontextualizado reduciéndola a la idea de que el Papa “está un poco tocado, afectado con el tema de la pederastia y que este es un punto negro, nada más, en la obra”. Es simplemente un abuso intolerable de los muchos que me ha hecho la Ser, que está utilizando este tema de la pederastia como una revancha anticlerical que nada tiene que ver con la justicia y la purificación necesaria contra este grave delito y lacra de la Iglesia, que debe situarse en su lugar, sino que es un eslabón más de la línea tendenciosa y carente de equidad y libertad informativa que caracteriza últimamente a esta cadena. Una pena porque la solía oír con interés.

Me preguntaron que cómo encontraba al Papa. Dije que el lobby judío en Estados Unidos está a través de sus periódicos desenfocando las cosas pidiendo su dimisión y que eso es simplemente una barbaridad. Si los gobernantes fueran responsables de todos los defectos y abusos de sus súbditos, tendrían que dimitir todos. El Papa y la Iglesia han perdido perdón. Incluso no han faltado las que, como la austriaca, han prometido ocuparse en adelante más de las víctimas que de los culpables. Dije también que, aunque ese pecado es abominable y más entre eclesiásticos, se da más, por desgracia, estadísticamente en el seno de la familia y que eso no se denuncia suficientemente y se oculta. Que veía al Papa cansado, no sólo por su edad, sino también por todas las actividades de la Semana Santa, como se vio públicamente en el hecho de que impartiera la bendición urbi et orbi sentado. Evidentemente que debe estar afectado y tocado por esta “veda del cura” que se ha levantado, como afectado y tocado estoy yo mismo y cualquier fiel católico ante el abuso del monotema. (En el contexto la palabra “tocado” es sinónimo de afectado, sacada de contexto tiene otro sentido) Dije además que, sin dejar de aplicar la ley, hay que evitar las falsas generalizaciones. Y puse el ejemplo de los médicos y abogados cuando se descalifican como colectivo. Que es una injusticia juzgar a la Iglesia y al Papa por un punto negro en la historia, pues todos somos pecadores. Que me pareció una metedura de pata del padre Cantalamessa la comparación con el odio sionista, cuando había incluido afirmaciones interesantes sobre el perdón que media humanidad debe pedir a otra media por la violencia de género.

En una palabra, como dice un amigo fiel oyente de la cadena Ser,” la Ser ha perdido el rumbo”. Otras veces me han manipulado. Sé, como periodista que no se pueden reproducir las declaraciones enteras en un informativo, pero el extremo de recortar y montar dentro de una frase, nunca me había ocurrido. ¿Qué consiguen con eso? Que se te quiten las ganas de hacer declaraciones. Luego se quejan que la gente de Iglesia no quiere responder.

Por otra parte yo no creo que haya estrictamente hablando una campaña contra la Iglesia por el tema de la pederastia. Informativamente el tema conjuga lo sacro con lo morboso y eso, por desgracia, entra dentro de lo que es noticia. Pero otra cosa son los comentarios y lo repetido y lo sesgado de la información. Por ejemplo el otro día se metían con el Papa en la SER por citar a Jesús: “El que esté libre de pecado que tire la primera piedra”. O la insistencia de que en el Via Crucis y los Oficios de Semana Santa no hablara de pederastia. ¡Ya está bien!

Denuncio pues aquí claramente que la Cadena Ser ha manipulado, deformado y montado mis palabras dentro de una frase, lo cual podría ser objeto de denuncia ante los tribunales. Como no rectifiquen, se van a quedar solos en un proceso de endogamia.

Por otra parte, lo que pienso del tema lo he reflejado en este blog en mi "Oración en tiempos de pederastia"."


PD: Pedro, bienvenido al club.

3 comentarios:

Juanlu dijo...

Rafa otro que se ha caido del guindo. Ya era hora. Pero qué esperaba de la Ser. A prisa sólo le intereza "echar mierda sobre la Iglesia"; y sí para eso hay que manipular la información o las declaraciones de Lamet para su objetivo pues se hace.
CRISTO HA RESUCITADO

Rafael B. dijo...

Pues sí, querido Juanlu, sólo les interesa apilar la leña para la hoguera. Lo demás, la verdad y la justicia, les importa bien poco. No es nuevo pero hay todavía quien les cree, quién les supone cierta honestidad profesional, yo hace tiempo que ya no...

Capuchino de Silos dijo...

Pero...¿A quién se le ocurre ir a la SER?
La SER ha sido, es y será lo peor de lo peor y a mí no me ha cogido de sorpresa nada de lo que he leído.
El grupo prisa no hace otra cosa. ¿Se acuerdan cuando cocinaron a Cristo con mantequilla para cuatro personas? Yo los llamé y les dije para ir pasando. Después recibí una carta y se disculparon. Al poco tiempo hicieron otra y después otra.
Esa emisora no tiene arreglo; es miseria y escoria.

Lo único que queda es rezar y rezar hasta que se cansen.

También hay mucho católico progre.

Que Dios le bendiga

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...