04 abril 2010

Aleluya

Era de noche y el mundo se encontraba en sombras. Mientras las estrellas giran vertiginosamente alrededor, en lo alto de un monte, en medio de la oscuridad tachonada de incontables destellos como de diamante, un niño mira hacia arriba sobrecogido. ¡Es tanta la inmensidad de ese cielo inabarcable! Le parece sentir un pálpito de eternidad contenida, cómo si Alguien lo observara, benevolente, desde un infinito que no acaba de aprehender. Un estremecimiento recorre su cuerpo, por un instante, siente la transcendencia y el corazón le golpea, gozoso, en el pecho. La respiración se entrecorta... Por un sólo momento todo está claro, todo tiene sentido. Ahí está, ¿cómo pueden no verlo, no sentirlo?
"...de madrugada, las mujeres fueron al sepulcro llevando aromas que habían preparado. Encontraron corrida la piedra del sepulcro. Y entrando no encontraron el cuerpo del Señor Jesús" (Lc 24, 1-3)
Tal vez ellas, por un instante percibieron lo mismo, el mismo estremecimiento, el mismo pálpito de lo eterno, la sensación de que todo estaba claro. Tal vez.
Feliz Pascua, feliz resurrección.



4 comentarios:

Capuchino de Silos dijo...

¡Feliz Pascua de Resurrección!

Juanlu dijo...

CRISTO HA RESUCITADO
FELIZ PASCUA

Anónimo dijo...

Pensaron que era un simple chismorreo femenino... pero ya ves, tuvieron que ir a cerciorarse los hombres que la losa estaba corrida. La vida rompió las tinieblas.
Desde entonces, los que quieran pueden probar y descubrir en sus vidas lo que encierra vivir como Dios quiere. No me convencerán de que este estilo de vida no es posible.
Feliz pascua,Jesusa

Angelo dijo...

Que recobremos las fuerzas dejadas por el camino. Olvidemos los desalientos, afrontemos el camino con una nueva luz.

Que seamos la sal de la tierra
y la luz del mundo.

Feliz Pascua. Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...