20 septiembre 2009

La mariscada del concejal

Parece que hay un cierto "mar de fondo" en la política valverdeña a cuenta de cierta mariscada pagada con fondos públicos, según denuncia "El Mundo". A día de hoy las espadas siguen en alto por parte de quienes acusan y por parte de quienes se defienden atacando al contrario o comprando todos los periódicos de los quioscos de la localidad.
En una sociedad democrática con un mínimo de valoración por la honestidad institucional ante la hipótesis de que sea cierto y te hayan pillado, lo normal es dimitir inmediatamente y pedir disculpas a los ciudadanos por tamaño despropósito. De no ser cierto, mostrar al público las pruebas de la mentira ajena, cosa que, al parecer, aún no se ha hecho. Lo que hace que la hipótesis primera sea preocupantemente más verosímil. Y sin embargo nadie ha dimitido, lo que hace pensar que la honestidad aún no se halla presente ni se le espera en las esferas de la política local valverdeña, vamos, opino yo y espero equivocarme.
El blog del amigo Cayuela está que arde con el tema.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que te equivocas en una cosa Rafael. Es quien acusa el que debe presentar pruebas, no quien es acusado presentar pruebas de la mentira del contrario. En eso consiste la presunción de inocencia.

Anónimo dijo...

¿En manos de quien están las facturas que pueden aclararlo todo y descubrir la mentira?

Rafael B. dijo...

En política la cosa no funciona tan claramente así. Se corta la maledicencia mostrando la factura.
"Oiga, tenemos la factura y aquí está la obra", si en vez de eso se toma el micro para insultar o echar balones fuera todo queda muy sospechoso, ¿no?
Porque no se han callada para que presumamos su inocencia, han hablado y no han dicho nada que tranquilice a los que miramos esperando que todo se aclare.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...