15 abril 2008

Educación católica.

En uno de los blogs que suelo leer asiduamente, encuentro la siguiente noticia relacionada con el viaje del Papa a los Estados Unidos. No deja de ser chocante pues muestra a las claras lo que aquí se suele negar por motivos ideológicos. Nuestros prebostes de la izquierda exquisita denostarán por activa y por pasiva la escuela católica mientras educan en ella a sus retoños la mayoría. Recuerdo con ironía cierto debate en un foro sobre educación con un individuo que después atacar de todo modo a la educación religiosa, acabó reconociendo que tenía a sus hijos en una escuela de "monjas" porque tenía mejor nivel. Así, con todo el cinismo. Y anécdotas de este tipo hay bastantes. Pero bueno, a lo que iba, la noticia la he tomado "prestada" de la Iglesia en la Prensa y dice lo siguiente:

Con motivo del viaje de Benedicto XVI a Estados Unidos, donde visitará Washington y Nueva York, el diario de la capital, The Washington Post, publica hoy un editorial ("Papal Opportunity") algo sorprendente (necesario registrarse). No está centrado en los temas que se están barajando durante estos días previos. El diario del Watergate levanta la voz de alarma sobre una crisis de la que personalmente no tenía la más pálida idea: los efectos nocivos que la desaparición de muchos colegios católicos está provocando en la sociedad norteamericana.

“Desde 1990 –escribe- han cerrado más de 1.300 escuelas católicas, víctimas de cambios demográficos y económicos. El resultado ha sido unos 300.000 estudiantes trasladados, con un costo para el contribuyente de más de 20 mil millones de dólares. Y lo más crítico es que un amplio número de esos niños, en su mayor parte pobre y pertenecientes a minorías, se han visto obligados a entrar en problemáticas escuelas públicas. Sus opciones para el éxito están comprometidas”.

El diario desea de todo corazón que el Papa aborde este tema durante su estancia en Estados Unidos. Tenemos así que para uno de los principales periódicos liberal USA la escuela católica no solo no se cuestiona, sino que la considera una riqueza para todo el país. Su desaparición pone en peligro el futuro de muchos jóvenes. Además, son centros que ahorran dinero a los contribuyentes. Es un discurso que se podría aplicar a la letra a Europa (lo que ocurre es que aquí la ideología complica las cosas).

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo de perfecta ortografía, con mi poca cultura va a ser dificil. Lo que es de extrañar es que con su basta cultura haya tenido que pedir limosna a la iglesia y lo haya ayudado ¿o se refiere a que al ser sacerdote es como si le dieran limosna? De todas formas las limosnas como: el hacer el bien, ser buena persona, la bondad, etc... que no se las quede la iglesia en exclusiva.
Muchos de sus comentario e insultos son más propios de la ultra derecha y símbolos inequívocos de una sobervia que ve reflejada en el ojo ajeno.
Desde niño vivi en momentos concretos que no olvido, en los que me menospreció, si eso es su espiritu cristiano no lo quiero.
Una recomendación aprenda a vivir en un mundo donde hay multitud de colores y no quiera pintarlo todo de azul, se lo deseo de corazón para su felicidad.

Rafael B. dijo...

Bueno, ciertamente su ortografía es manifiestamente mejorable, pero lo vamos a pasar.
El problema es que es la única frase con sentido en su comentario. El resto no lo entiendo, ¿limosna? No sé a qué viene y qué relación tiene con ser o no ser sacerdote, ay, to be or not to be...
Luego está el látigo ideológico del presente: si no estás de acuerdo con algo, has de ser un facha peligroso, tendencia de pensamiento muy querida por el pensamiento único de muchos modernos de hoy del que hemos hablado aquí ampliamente (consulten el artículo "En blanco y negro" y otros bajo la etiqueta "Leyes de la vida").
También me surgen interesantes cuestiones: ¿está usted, querido comentarista, libre de soberbia al acusarme de tal cosa a mí? Sería lamentable caer en el adagio evangélico: "hipócrita, quítate la viga de tu ojo antes de querer quitar la mota del ojo ajeno".
¿Con qué y con cuántas cosas tengo que estar de acuerdo para sentirme moderno, progre y feliz? Si me hace una lista, será más fácil para mí salir de tan terrible error.
Y no sé quién lo menospreció de pequeño, muchos han sufrido esos traumas infantiles, nadie está exento de una infancia con alguna herida de ese tipo, pero no entiendo tampoco a qué venía en este comentario, francamente. ¿Es parte de alguna terapia de auto-afirmación?
En fin, gracias por sus consejos, pero seguro que le quedan muchos artículos que leer antes de poder entender de qué va este blog, por lo que veo.
Un saludo afectuoso. Si quiere escribirme más personalmente, estaré encantado de recibir su correo en rafab@arrakis.es.

Sandman Return dijo...

Rafael, gracias por tu comentario en mi blog sobre el post del LHC y la Iglesia Católica.

Tengo que darte la razón en lo de los preservativos, porque ciertamente tú estás mucho más informado que yo con información de primera mano, y si dices que lo de los condones es una exageración seguramente lo sea. Ójala.

Lo del dinero bueno, no sólo hay patrimonio o una obra de arte, sino también mucho dinero en cuentas bancarias :-)

Por último, respecto al colisionador de hadrones, bueno, échale un vistazo a lo que hay publicado, pero a mí lo que me llama la atención es que el ser humano cree un instrumento capaz de borrar toda la Creación (literalmente, afectando al vacío cuántico) y nadie discuta nada.

Rafael B. dijo...

En los tiempos del Imperio Romano, cuando los cristianos empezaron a extenderse, se decía de ellos que veneraban a un burro muerto y crucificado, que en sus reuniones sacrificaban niños y comían su carne y bebían su sangre, y también que eran ateos al negar a los dioses del Imperio. Por ello resultaba fácil odiarlos y entregarlos a las autoridades. Hoy parece que funcionamos de forma similar, con demasiada facilidad damos por bueno cualquier comentario negativo sin mayores averiguaciones. Creeme, la diócesis a la que pertenezco, la comunidad en la que estoy inserto no tiene más que un patrimonio que no puede conservar adecuadamente sin ayuda oficial y poco más. De cuentas millonarias nada, tal vez deudas y un futuro oscuro. Sin embargo destinamos alrededor del 40% de lo que se recauda a solidaridad en cualquiera de sus vertientes. Pero eso no es noticia, lo otro, los preservativos sí. En fin.
Sobre el LHC he leído lo que aparece en la wikipedia, si las peores previsiones son ciertas, es un peligro evidente. Pero me recuerda que cuando se investigaba la energía nuclear, se produjo la duda de que si empezaba una reacción de desintegración en cadena pudiera no pararse y continuar desintegrando materia indefinidamente, al menos en teoría parecía posible, sin embargo la experimentación demostró que no era así. No sé si ahora estamos en un caso similar o el peligro es más real. En todo caso es todo un poco prematuro.
Y para terminar, lo que me llevó a tu blog es que yo también soy un lector del Sandman de Neil Gaiman, pero este es otro tema. ;-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...