19 febrero 2006

Burla, burlando.

Llegan los carnavales y es la oportunidad para la diversión. Llegan los carnavales y también es la oportunidad para la estupidez. En Valverde los pregoneros utilizan la Ultima Cena como marco coreográfico para chistes y burlas de lo más sagrado de los cristianos. Mucha gente se molesta. Son sus creencias más íntimas. Aquello que aman, creen, esperan, por lo que más de uno anda dando la vida misma.
El caso es que estamos acostumbrados a una cierta dosis de burla y ridiculización de quienes no tienen principios ni comprendieron nunca los limites éticos de la libertad. Pero cansa y duele. Con la que han liado los musulmanes, resulta fácil atacar a los cristianos, saben que no harán lo mismo, aunque les gustaría para poder luego volver a abrir la herida. Entro en la sala de profesores y hablan de eso, de que se han quejado, a ellos no les ha parecido mal, pero no quieren oir mi opinión, ¿me temen acaso? Prefieren no contrastar su opinión, no vaya a ser que se sientan culpables, prefieren seguir pensando "no es para tanto, es que son unos intolerantes, mira lo que dijo el cura de Valencia", como si la opinión de un jubilado de Valencia o de Fernando Po representara a todos los cristianos y justificara toda burla. Me molesta su desconfianza, su hablar en corrillos para que no me de cuenta, aunque sólo haya sido esta vez. Pero claro, a lo mejor es porque yo soy cristiano y represento una amenaza para sus politicamente correctas ideas.
Lo último que me resulta irritante es que los mismos que se burlan tengan que decidir cuándo he de sentirme molesto yo y por qué. Me parece ésta una democracia "asimétrica", unos deciden lo que quieren decir y además cómo deben sentirse los demás, esa superioridad que se arroga el derecho al insulto, la descalificación y el ninguneo, que persigue la extinción de las ideas y sentimientos del otro, que da por buena toda maledicencia y evita considerar lo positivo.
Pero claro, es que yo no debo entender nada.
Que Dios nos perdone a todos.

2 comentarios:

Curata4ever dijo...

Es indignante lo que hacen con nosotros!!! Aqui en Punta se han metido con personas perticulares, con nombre y apellidos, por sus creencias y por su fe.
Esto me recuerda a la burla q hacía el mundo romano de los cristianos en los primero siglos, q representaban a crucificados con cabezas de asno, etc, etc, etc...
Y claro, nosotros no somos como los musulmanes, q vamos quemando a aquellos q se meten con nuestra fe, como sucedió ayer (q por cierto, los pobres cristianos de áfica no tienen culpa de nada y van y les queman sus iglesias y los asesinan!!). Nosotros no vamos a responder con la misma moneda.
Y lo más indignante es lo que dices tú, que incluso nos tenemos que sentir culpables por sentirnos dolidos.
En qué sociedad vivimos???
La mayoría solo exige respeto a las ideas q ellos defienden, pero cuando esas ideas son distintas, se burla. No hay un respeto al otro. La verdad: INDIGNANTE!!!

Seminario dijo...

Pues eso, el espíritu de los emperadores romanos sigue vivo en muchos "progres" de hoy que piensan que como para ellos la religión no es importante, no lo es para nadie y merece ser utilizada para la burla y la risa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...