04 julio 2011

Miserables hay en todas partes

Leo en el Ecodiario de El Economista la sección de personajes del día dónde los internautas votan positiva o negativamente a los que el diario propone. Entre los de hoy está R. Mladic, un sanguinario asesino serbio promotor de las peores matanzas de la guerra de Yugoslavia. 
Pues bien, hay veinte miserables que votan positivamente en la encuesta. Lo cual demuestra que hay miserables simpatizantes de asesinos en todas partes.

Iba a mencionar al grupito estalinista del día, esos chicos que consideran que deberían prohibirse e incluso "darles gasolina" a quienes no piensen como ellos después de haberlos demonizado convenientemente y haberlos calificado bien. Ya sabemos como funciona la propaganda al estilo estalinista o nazi, primero se descalifica al individuo o grupo, luego se lo hace desaparecer por los métodos que sea. Me refiero a esto: #AcamapadaVida una cadena de acampadas en distintas ciudades a favor de la vida y contra el aborto, insultos, obstáculos, amenazas... toma democracia real...

2 comentarios:

Miguel de Linares dijo...

Miserables ???
Y supongo que es usted el encargado de adjudicar los calificativos a las personas que no somos de su ¨calaña¨....
Sepa que hay muchos millones de MISERABLES en Yugoslavia y algunos más fuera de ella.
en cambio, exterminar Iraquíes, Ruandeses, Libios u lo que sea, son de su estilo (pregunto).
O quizás, ver como millones de Españoles viven en la miseria, desahuciados, indigentes, etc...sea más de su agrado.
HIPÓCRITA Y EMBUSTERO.
gracias

Rafael B. dijo...

Vaya, un ejemplo de lo dicho anteriormente en forma de comentario.
Miguel, ese patético intento de justificación del asesino sanguinario Mladic no hay por donde cogerla.
Supongo que es usted uno de los miserables a los que le cae bien el individuo en cuestión.
No banalice la tragedia ajena sacando cosas que no están en el post, porque sólo se habla de los miserables que, como usted por lo visto, justifican el exterminio de inocentes aludiendo a otras guerras.
Empieza quejándose de calificativos que están perfectamente puestos, para acabar usando calificativos para insultar, eso sí que es la perfecta definición de la hipocresía. Con lo cual llegamos al extremo de ser un miserable hipócrita, vaya, muy triste.
Y por lo demás, ya me dirá qué no es verdad en el artículo. Ya sabe, hay que demostrar lo que está mal, no suponerlo por obcecación ideológica.

Cuídese que le va a dar un patatús con tanta mala leche mal contenida.
De nada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...