25 julio 2011

Aprovechamento partidista del terrorismo

No es nuevo, es lo de siempre y ya lo he comentado antes. Miserias del partidismo hipócrita y de un periodismo entregado a la ideología, la frivolidad en los análisis, un sensacionalismo mal disimulado y una falta de ética y profesionalidad que asusta.
Dicho todo esto, digo que aún hay periodistas de raza que buscan la verdad, bucean tras los detalles y apariencias y hacen los deberes para no caer en todo lo anterior. Son legión tal vez, pero se oye más a quienes más gritan y tienen los medios más poderosos, ya lo decía Nacho de la Fuente el pasado domingo aquí.
Y como muestra este comentario de Montse Doval, deberían leer el artículo entero para entender bien esta conclusión ante la que me quito el sombrero (si lo llevara puesto):


Los medios de comunicación difundieron durante varios días la idea de que el terrorista era un fundamentalista cristiano, ahora no difunden con tanta insistencia su ideología, ahora precisamente que hay más datos. La búsqueda de la simplificación y de la etiqueta de titular está arrasando con la información: no interesa la verdad, sólo el estereotipo y justamente el estereotipo funciona a base de prejuicios y de ignorancia. Los medios le están haciendo el trabajo a los “ideólogos” del odio.

Harían bien esos medios en no alentar el enfrentamiento, en desterrar prejuicios y en evitar que a la violencia de Behring Breivik se responda con violencia de otro signo. La idea que hay que combatir no es la cristiana, ni la musulmana, ni la socialista, ni la conservadora; la línea que no se ha de traspasar es la apelación a la violencia como arma política-religiosa. No parece difícil de entender, pero para algunos periodistas es imposible.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...