21 junio 2011

Periodismo y periodistas

Hace ya algún tiempo que alguien acunó el término "periodismo de trincheras" para definir el periodismo partidario y partidista que pulula por los medios de comunicación de todo el mundo. Los medios más serios y con mejor imagen presumen por eso de ser independientes y cuidan mucho ese calificativo como una especie de "imagen de marca" que los distinga de los demás. Aspiran así a ser una fuente "fiable" de noticias, una referencia que ofrece los datos de la realidad sin la previa digestión de la opinión del periodista, siempre particular, siempre con el sesgo ideológico de turno.

Lo deseable es siempre que información y opinión, en la medida de lo posible, aparezcan claramente deslindadas y dejen que sea el receptor quién interprete o acepte la interpretación de los artículos opinativos. 
El problema es que cada vez la independencia brilla más por su ausencia y las noticias, los hechos, son presentados convenientemente clasificados, valorados y opinados por la línea ideológica del medio de turno. Unos más descaradamente, otro más sutilmente, opinan en la misma redacción de la noticia, eso cuando no escriben de forma panfletaria desde el comienzo. ¿Ejemplos? Cada uno mire y verá las trincheras de los medios. Voy a arriesgar un par de ejemplos: La Sexta (alias la "Secta") cuya línea editorial es de un ultraísmo paleocomunista ridículo, Intereconomía que no disimula su derechismo (más aún, hace gala de ello), aunque esta última no engaña, dicen lo que son y son lo que dicen. La guerra entre ambas emisoras es de lo más ridícula, pero allá ellos. Ayer la Secta sumó a Esradio y LDtv a su catálogo de bestias negras a las que vapulear no en sus programas de opinión (como sería lo normal) sino en la entradilla de sus telediarios. Es decir, para la emisora, la noticia relevante ayer era la opinión de Esradio y LDtv sobre los personajes del 15M. ¿De verdad era noticia de portada? No es que pusieran una noticia y la opinión de otros y la suya, sino directamente la opinión era la noticia. 
Toma libertad de expresión en papel...
No sé si las otras emisoras lo hacen, no las he visto y no puedo opinar, probablemente lo hagan y lo que digo a continuación también va por ellos en ese caso: En un régimen totalitario una opinión (discrepante de lo oficial) puede ser noticia de portada en los diarios de la radiotelevisión del partido gobernante, en una democracia indica que estamos enfermos de un  partidismo radical que anula la capacidad de ser buen profesional.
He dicho.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...