26 mayo 2011

Imagínate...

-Imagina que te presentas a las elecciones y las ganas. No importa si es la primera o la décima vez. Y cuando asumes el poder encuentras que las arcas están vacías, qué digo vacías, que se debe una cantidad tal de dinero que no eres capaz de imaginar. Que te eligen tus vecinos y ahora, lo primero que tienes que hacer, es decirles que esas cosas tan bonitas que pusiste en el programa electoral no puedes hacerlas todavía porque no hay un céntimo. Peor todavía, que tendrás que pedirles más dinero, subirles los impuestos, para pagar el desmadre contable que se lleva arrastrando y que es descaradamente obsceno. 

-Uff.

-Pues imagina que encima no tienes mayoría, que tienes que seducir a algún partido de la oposición con el que las has tenido tiesas durante la campaña o la legislatura anterior. Y te tienes que tragar todas las lindezas que dijeron y que dijiste y fingir que te caen lo bastante bien como para jugar juntos.

-¿Sabes lo que te digo? Que menos mal que yo no me he presentado a nada.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...