08 noviembre 2010

El cabreo de los intolerantes

Una selección de cosas leídas por ahí, por ejemplo, dice A. Duarte en "El tinglado de Santa Eufemia":
A estas horas de la noche el grado de irritación de los antipapistas que tengo el placer de conocer es colosal. He de suponer, pues, que la visita de Benedicto XVI ha sido un éxito.
En "Todo era bueno" el siguiente comentario sobre un artículo del El País que dice que gais y católicos "se insultan" al paso del papamóvil:

Uno se pone a leerlo esperando que contará los insultos que los “gais”(sic) dirigieron a los católicos y los que los católicos dirigieron a los “gais” (Ya la simple formulación de esto da repelús, pero lo peor está por venir en el cuerpo del artículo). Y se queda asombrado.
Porque los insultos que decían los “gais” (sic) eran:

-”Yo no te espero”
-”La iglesia que ilumina es la que arde”
-”Bote, bote, bote, pederasta el que no bote”

Los insultos de los católicos eran:

-”Nosotros os queremos”
-”Esta es la juventud del Papa”
-”Qué viva España”
Estos católicos, siempre insultando... hay que ver...

Y no deberían dejar de leer algunas cosillas de Pilar Rahola (sí, esa Pilar) que me ha llegado por Scriptor.
Y finalmente y porque hoy me comporté como un necio en un par de blogs de los que insultan, agradezco el consejo de @PrgoneroCabreao: 
"Dejemos a los envidiosos la tarea de proferir injurias y a los necios la de contestarlas". Louis Emmanuel Dupaty

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...