12 octubre 2010

La confianza es la clave

"Una noche, un grupo de nómadas se disponían a retirarse a sus tiendas para pasar la noche cuando de pronto se vieron rodeados por una intensa luz. Sabían que estaban en presencia de un ser celestial. Con gran impaciencia, aguardaron un mensaje del cielo de suma importancia que sabían sería especialmente para ellos.

Por fin, la voz habló: "Recoged todas las piedras que podáis. Metedlas en vuestras alforjas. Viajad durante todo el día y, mañana por la noche, estaréis alegres y estaréis tristes."

Una vez en camino, los nómadas compartieron su decepción y frustración unos con otros. Esperaban oír una revelación de una gran verdad universal que les permitiría obtener riqueza, salud y utilidad para el mundo. Sin embargo, se les había encomendado una tarea humilde que no tenía ningún sentido para ellos. Con todo, el recuerdo del resplandor de su visitante incitó a cada uno a recoger algunas piedras y meterlas en sus alforjas mientras manifestaban su disgusto.

Viajaron durante todo el día y la noche, cuando acamparon, hurgaron en sus alforjas y descubrieron que cada piedra que habían recogido se había convertido en un diamante. Estaban contentos de tener diamantes.
Estaban tristes por no haber recogido más piedras."

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...