07 julio 2010

El ginecólogo y el aborto

Una de esas historias que llegan por e-mail y que explica bien por donde van los tiros en el tema del aborto aunque algunos no quieran entenderlo. Nuestra inefablemente leve ministra de la cosa ha vuelto a repetir la majadería de que el aborto es para reducir el número de embarazos no deseados... ¿es que nadie le ha explicado el fallo fundamental de su obtuso razonamiento o es que su estupidez es a prueba de explicaciones? En fin.


"Con un bebe de brazos, una mujer muy asustada llega al consultorio de su
ginecólogo y le dice:
-Doctor: por favor ayúdeme, tengo un problema muy serio. Mi bebé aún no cumple un año... y ya estoy de nuevo embarazada. No quiero tener hijos en tan poco tiempo, prefiero un espacio mayor entre uno y otro...
El médico le preguntó:
-Muy bien, ¿qué quiere que yo haga?
Ella respondió:
-Deseo interrumpir mi embarazo y quiero contar con su ayuda.
El médico se quedó pensando un poco y después de algún tiempo le dice:
-Creo que tengo un método mejor para solucionar el problema y es menos peligroso
para usted.
La mujer sonrió, pensando que el médico aceptaría ayudarla.
Él siguió hablando:
-Vea señora, para no tener que estar con dos bebés a la vez en tan corto espacio de tiempo, vamos a matar a este niño que está en sus brazos... Así usted tendrá un periodo de descanso hasta que el otro niño nazca. Si vamos a matar, no hay diferencia entre uno y otro de los niños. Y hasta es más fácil sacrificar éste que usted tiene entre sus brazos puesto que usted no correrá ningún riesgo quirúrgico.
-La mujer se asustó y dijo: ¡No, doctor! ¡Que horror! ¡Matar a un niño es un crimen!
-También pienso lo mismo, señora, pero usted me pareció tan convencida de hacerlo, que por un momento pensé en ayudarla.
El médico sonrió y después de algunas consideraciones, vio que su lección surtía efecto. Convenció a la madre que no hay la menor diferencia entre matar un niño que ya nació... y matar a uno que está por nacer, y que está vivo en el seno materno.
¡EL CRIMEN ES EXACTAMENTE EL MISMO!"

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En todo de acuerdo, pero al hilo y, aprovechando la coyuntura (porque me lo pones a güevo), me gustaría preguntarte ¿por qué una mujer no puede ser sacerdotisa?
¿Qué pasa? ¿Que está todavía en el vientre del dogma de fé y no acabamos de parirla?

Rafael B. dijo...

Decía aquél que el sueño de la razón producía monstruos. Vamos, traigo la cita por que la relación entre que el aborto sea un crimen objetivamente y que las mujeres sean sacerdotisas, tiene la misma relación que guarda el culo con las témporas.
Otro gran misterio sin resolver: "¿por qué la cama se llama cama y la cómoda cómoda, si es la cama la cómoda?"
Para que te vayas entreteniendo un rato ya que te gustan estas extrañas relaciones tipo tocino-velocidad.
Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...