16 junio 2010

A contracorriente

Bueno, traigo esta cita porque seguro que a alguno le parecerá chocante. Para quienes duermen esa especie de sueño de la razón que es vivir de tópicos y estereotipos, es como echarles un jarro de agua encima:

En Microcosmos dice Claudio Magris que «los cafés son una especie de asilo para los indigentes del corazón» y, algunos de sus propietarios, «son también benefactores que les ofrecen un amparo provisional frente a la intemperie». Más adelante señala que, en nuestro mundo, el bar y la iglesia son «dos lugares liberales, en los que no se pregunta, al que entra, de dónde viene y bajo qué bandera o distintivo milita; en la iglesia no hace falta además ni siquiera pagar la consumición, encender una vela está aconsejado pero no es obligatorio». Más aún, señala: «Tal vez hoy las iglesias sean uno de los sitios en los que se respira más libremente».

De Bienvenidos a la fiesta.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

si, puedes además casarte con alguien de tu mismo sexo. NO se vulneran los derechos fundamentales de la persona. Se respira total libertad

Victor

Anónimo dijo...

Tampoco te desmelenes tú ahora tañiendo las campanas, amigo Gandalf. En los bares no suele confabularse la gente ni te hace la cama para excluirte de local. En muchos antros existe una máxima innata de respetar otra ideología distinta, como bien dice tu presentado Claudio, y no se te invita a marchar.
Sin llegar a generalizar yo he visto más miradas ofensivas entre tus feligreses que entre los parroquianos de La Fuente del Berecillo y mira que sólo hay unos metros.
Cuídate, grandullón.

Rafael B. dijo...

Las correcciones a Claudio Magris, yo me limito a citar en mayor o menor acuerdo con lo que dice.
Ese sexto sentido que detecta la intención de las miradas... impresionante. Aunque creo que Magris no iba por ahí, Saruman.

Luego Víctor definiendo la realidad por ley, toma del frasco. Dos personas del mismo sexo podrán hacer de todo juntos, quererse, ser felices, etc. pero nunca serán un matrimonio. Serán pareja y todo lo que quieran, pero no matrimonio. Y creo que Magris tampoco se refiere a eso.
Salud.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...