12 mayo 2010

Un modo de morir, un modo de vivir.

Me ha dejado impresionado el testimonio de Randy Pausch. Un hombre que eligió vivir sus últimos meses de vida de forma memorable. Me llama especialmente la atención cuando insiste en que ante la adversidad podemos decidir utilizar nuestras energías para lamentarnos o utilizar esas mismas energías y el tiempo que tenemos para jugar duro y llenarlo de energía y esfuerzo. La desgracia nos afecta tanto como la dejemos a partir de ciertos límites. Digo que esto me llama la atención porque yo he experimentado que puedo elegir como quiero sentirme ante algunas adversidades y cuánto me van a afectar, así como ciertos comportamientos. Y aunque, a veces, pierdo algunas batallas, espero no perder la guerra. Randy no habla de religión, quizá para que su aportación llegue a todo tipo de gente, pero hay una sospecha de transcendencia en todo lo que dice. Ya habrá salido de dudas.
Este vídeo del programa de Ophra resume una charla mucho más larga que después dio lugar a un libro que seguro merece la pena. (El vídeo original en inglés está aquí.)

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...