08 mayo 2010

Historia de un contraceptivo

Paco Sánchez en su blog "vagon-bar", hace un repaso genial a la historia de la píldora, ese contraceptivo milagroso que tanto se ha alabado por parte de tantos. Como es bastante claro y conciso, me resisto a añadir muchos más comentarios, de momento.


"Algunos medios y articulistas han celebrado mucho el cincuenta cumpleaños de la píldora contraceptiva. Desde luego, tienen razón: es el invento que, junto con el chip, más ha transformado la cultura y las costumbres. Coinciden muchos en destacar que la píldora hizo posible la «liberación sexual femenina». Otros dicen que consiguió en realidad «la liberación sexual masculina», porque ahora los varones se sienten aún menos responsables de lo que ocurra y sin arriesgarse a los efectos secundarios que detallan largamente los prospectos.
Recordaba Elvira Lindo que la píldora ni trajo ninguno de los desastres que auguraban los pesimistas ni sirvió, como auguraban los optimistas, para solucionar ciertos problemas: no desterró los embarazos adolescentes, por ejemplo, que en realidad, aumentaron. El gobierno de Tony Blair, en Gran Bretaña, se propuso reducirlos a la mitad en diez años a base de píldoras, condones y formación sexual cada vez más precoz y generalizada. Trescientos millones de euros después, siguen encabezando el ránking europeo de embarazos adolescentes y apenas han bajado.
Quienes más festejarán este aniversario de la píldora, supongo, son los que la venden. Dieron con el producto soñado: un medicamento para gente sana, de consumo habitual y masivo. Por si no bastara, han sabido promocionarlo maravillosamente como elemento cultural progresista y solidario: tener pocos hijos era solidaridad con el planeta para evitar la superpoblación (ahora estamos en el suicidio demográfico) e introducirla en los programas para el Tercer Mundo era combatir la pobreza (de ahí que la Organización Mundial de la Salud la haya incluido en su lista de ¡medicamentos básicos!), de modo que si los pobres no tienen dinero para pagarla, se la pagamos nosotros, mientras las farmacéuticas hacen caja. Capitalismo de libro."

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...