03 febrero 2010

Estupidez rentable

Imagina treinta años de lo mismo y comprenderás cómo nos sentimos los andaluces. ¿Exagerado? No sé, a lo mejor.

Y esto no tiene pinta de haber más que comenzado. La estupidez, en política, es rentable. Y ni en la más disparatada de las ficciones pudo ocurrírsele a nadie que una necedad tan alta pudiera tomar el poder. Pero, una vez asentada, la estabilidad de lo necio es temible. En parte, porque consuela mucho en tiempos duros constatar que no existe un solo miembro del gobierno al cual no podamos mirar por encima del hombro. En parte, porque consuela mucho saber que ese que ejerce aquí el mando no daría para bedel en una empresa seria.
G. Albiac, aquí, lean el resto.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...