30 noviembre 2009

La prensa canalla


Andan los periodistas, algunos periodistas, enfadados por el tratamiento que se ha dado a Diego, el padrastro de la niña de Tenerife que murió tras golpearse la cabeza fortuitamente. En las primeras informaciones todos pudimos leer que había sido violada y maltratada. Al final ni lo uno ni lo otro, pero la lluvia de comentarios, artículos, fotos y alguna portada habían puesto a los pies de los caballos al desalmado individuo que había hecho tal bestialidad.
Ni presunción de inocencia ni vainas en vinagre. Aquí está, "ecce homo", ya pueden liarse con él hasta hacerlo puré mediático.
Ahora se lamentan de todo eso, se echan mutuamente las culpas y a mi me suena a discusión de burdel en la que se gritan mutuamente "puta" unas a otras. ¿Cuántas veces han hecho lo mismo con otros casos no tan evidentes? ¿Cuántas veces aprovechan la "sensibilidad social" hacia algún tema para arremeter contra gente que, a la postre, se demuestra inocente? Y nunca pidieron perdón, la mayoría de las veces ni una mísera fe de erratas.
Los periodistas deberían ser más humildes cuando informan, más minuciosos en las seguir las cinco preguntas famosas del periodismo y no dar nada por sentado. Más humildes reconociendo que no saben de todo y que eso les lleva a presentar mal la información y a opinar alegremente sobre ámbitos en los que patinan de entrada.
Pero no lo hacen, a poco que pase el tiempo volverán a las andadas, es más siguen haciéndolo, sólo que no nos damos cuenta y ellos tampoco. La voz que puede decir "eso no es como lo han contado" no se oye, así son las cosas porque así las hemos contado. Y punto.



Actualización: Con un tono un poco más "desabrido", Dura lex: Basura somos (casi) todos, incide sobre el asunto. Breve y de lectura contundente, no se lo pierdan.

Actualización II: Papers papers también da un buen repaso a la cuestión, hay que echarle un vistazo.

17 comentarios:

Embajador en el Infierno dijo...

Glorioso. ¡plas, plas, plas!

Rafael B. dijo...

Gracias.

Anónimo dijo...

Tienes mucha razón en lo de la presunción de inocencia. Hay algunos medios que han pedido perdón, es el caso de Pepe Ribagorda ayer en el informativo de noche de Telecinco.

Pero se te olvida una cosa muy importante Rafael. Cuando se hizo público lo de la presunta violación (que ha resultado ser falsa) la prensa utilizó como fuente un informe médio emitido por el hospital. Se trata de un documento oficial y por ende de una fuente oficial. Igual los que tenían que pedir perdón antes que nadie son los facultativos que emitieron dicho documento. Si fuera así no sería necesario 'Matar al Mensajero', que es a lo que ahora se apunta todo el mundo.

Rafael B. dijo...

Pues sí, lo paradójico es que se apoyaban en datos en principio buenos. Pero la forma de dar la noticia, el "así son las cosas", el inciso en lo morboso y llevar la foto a la portada... todo eso es parte de la noticia. No sólo el hecho de darla sino cómo se dio. Volvemos al escarnio público que es lo que nos gusta, por lo visto.
Por otra parte, los que han lanzado el debate son los mismos periodistas en un ejercicio de autocrítica que se quedará ahí. No van a replantearse cómo actúan habitualmente, no les conviene a sus intereses. Es una discusión de burdel, ya te digo.
Ojalá aprendieran algo de todo esto y fueran más cautos no sólo en documentarse, sino también en cómo transmiten lo que pasa y opinan sobre ello.
No tengo muchas esperanzas sobre esto último...
Saludos.

Anónimo dijo...

Bueno yo espero que sí, que aprendamos de casos como estos. Yo soy periodista y esta situación me ha dolido en el alma.

Rafael B. dijo...

Ya te digo, ojalá sirva por lo menos para alguno de los que trabajan en este ámbito, ya sería un primer paso en la dirección correcta.

Abel Sosa dijo...

Pues ahora resulta que la consejera de salud canarir y la ministra dicen que se ha seguido con el ¿ protocolo ?, claro que sí, por eso ese peazo de médico ha podido confundir una caida, registrada anteriormente en urgencias, con un presunto caso de malos trato y, lo más gracioso, con violación incluida, vamos, a este señor le darían el título en una tombola, y las otras dos ( consejera y ministra ) a lavarse las manos como pilatos, claro, ahora naideeee quiere saber nada, pero esa persona esta totalmente machacada, en fin, así nos va. Saludos.

Anónimo dijo...

Abel. hay que informarse un poco antes de hablar. Pregúntale a algún médico si hay posibilidad de confundirse en un diagnóstico de este tipo. Pero pregúntale a un pediatra. Quizás te sorprenda lo que te diga y lo fácil que puede ser confuso un caso de estas características.

Abel Sosa dijo...

Con una violación también hay confusión, con un informe previo de una caida de un columpio, no, no, hay que estudiar un poco más la situación amigo. Saludos.

Rafael B. dijo...

He leído un poco de todo, gente que pone de vuelta y media al médico de urgencias que elaboró el primer informe que dio pie al titular, gente que ataca al sistema, al periodista...
A lo mejor repetimos la historia con distintos personajes.
Alguien debería investigar e informar claramente de lo que pasó y del origen de la confusión. Pero ya, no dentro de dos años cuando sea irrelevante.
Saludos.

Sila dijo...

Yo lo tengo muy claro. La responsabilidad recae sobre todo en los periodistas que con tal de vender carnaza se lanzan a por cualquier cosa sin importarle las consecuencias.

Un saludo

Anónimo dijo...

Abel se nota que no le has preguntado a un médico y supongo que tú tampoco lo serás porque si no no responderias eso. Infórmate y luego hablamos.

Sila. Sin argumentos. No aportas ninguno. ¿sabes la diferencia de vender carnaza y acogerse a una fuente oficial? Pues míralo hombre que no se pueden hacer esas afirmaciones gratuitamente.

Rafael B. dijo...

Creo que en el mundo escandinavo, la información sobre este tipo de casos está limitada a los resultados del juicio, no se si es exactamente así, pero de serlo marca una diferencia y evita los juicios paralelos a los que somos tan aficionados aquí.
Por otra parte, la presunción de inocencia y la protección de los derechos de la persona llegan hasta el punto en que un juez dictamina la culpabilidad o inocencia. Antes deberíamos ser muy cuidadosos incluso con los casos más "aparentemente" evidentes para evitar estas situaciones.

Abel Sosa dijo...

Será eso, será eso,,, pero te digo que sí es presumible que se equivoque por los moratones, hematomas, etc, pero antes de denunciar, hay que tenerlo todo muy atado y ver posibles informes previos, como el de la caida del columpio, y otra cosa, ¿ Qué síntoma vio el médico para decir que la niña fué violada ?. Un simple ejemplo, yo llego a casa con un hambre tremendo y cortando jamón ( ojala tuviera uno,,,) me pego un tajo de mil demonios, y ahora el médico que puede decir, que ha sido en una reyerta? o, al revés voy a donde no debo y me dan un navajazo en el braza, después voy al centro de salud y digo que ha sido cortando jamón, no dudo de la profesionalidad de nuestros sanitarios pero no todos los días veo, leo u oigo noticias donde de confundan una caida previa, con un caso de malos tratos con violación, no, no. Saludos.

Anónimo dijo...

Hombre. Tienes razón en que hay que tener mucho cuidado con esas cosas, pero es muy cierto que en este tipo de casos no es raro que un médico pueda confundirse. Por eso no se es mal profesional. Las comparaciones que pones no tienen absolutamente nada que ver con el tema porque estamos hablando de dos diagnósticos que no tienen parangón.

Ya te digo, si tienes la oportunidad de hablar con algún pediatra sácale el tema y verás la explicación que te da.

Abel Sosa dijo...

Los errores existen, somos humanos, pero también hay que reconocerlos, eso demuestra aún más profesionalidad. Saludos.

huelva opina dijo...

Lo peor de todo es que las autoridades de Canarias no hayan dicho ni mú hasta ahora, vergonzoso!!

Por cierto, quedáis invitados a pasaros por

www.huelvaopina.blogspot.com

JPG.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...