29 noviembre 2009

El discreto encanto del "abortismo"


Fuente: Nicolás de Cárdenas/ReL
Se puede decir más alto o, en este caso, con más colores y en una pared más grande. Pero no más claro: «Os beberéis la sangre de nuestros abortos». Esta es la «argumentación», el «recado» al más puro estilo de los años 20 del pasado siglo en el Chicago dominado por Al Capone que activistas proaborto han dejado a las puertas de la sede de Red Madre en Madrid. No es casualidad que haya sido coincidiendo con el inicio de la votación en el Congreso de los Diputados de las enmiendas totales y parciales a la Ley del Aborto que impulsa el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.
Los proabortistas también dejaron «escrito» otras soflamas como «aborto porque me sale del koño» (sic) y «aborto libre y gratuito».
Según ha denunciado el Foro Español de la Familia, «los autores de este atentado ponen de manifiesto el carácter dogmático e integrista con que se quiere imponer el aborto en España, violentando la libertad de pensamiento y actuación de quienes no comparten sus ideas». Además, prosigue el foro en un comunicado, que este hecho se haya dirigido precisamente contra una entidad de ayuda a la mujer gestante en dificultad «indica que los defensores del aborto no quieren que se ayude a las mujeres embarazadas y les molesta que haya personas que sí se ocupen de estas mujeres». Esta postura, señala el FEF, coincide con la de la nueva ley del aborto, que, a su juicio, quiere «dejar sola a la mujer embarazada a impulsos de una verdadera obsesión por facilitar que haya abortos».

(...)

22 comentarios:

Anónimo dijo...

No me parece la manera más correcta para expresar una opinión. Por otro lado las palabras del Foro español de la familia no pueden ser más demagogas. Dos extremos totalmente opuestos y ambos fuera de onda.

Rafael B. dijo...

Curiosa equidistancia entre el agresor y el agredido, anónimo. "Algo habrá hecho" decía la gente cuando ETA mataba a cualquiera y escondía su escasa moral bajo el ala.
¿Qué deberían haber dicho? ¿Nos lo merecemos por preferir ayudar a la madre gestante en dificultades en vez de recomendarle que aborte al niño? Tal vez eso no te parecería demagogia.
Saludos.

Anónimo dijo...

Rafael, yo no voy a entrar una vez más en dar mi opinión sobre la Ley de Reforma del Aborto (no Nueva Ley del Aborto) porque ya te la he manifestado en numerosas ocasiones y la conoces. Estoy totalmente a favor. Algunas veces ayudar a la madre está en prestarle todo el apoyo necesario para interrumpir el embarazo (en el caso de los ya conocidos supuestos)o en ayudar a la gestación de la madre (como tú dices). Pero esa decisión es de los padres no del Foro de la Familia, o como se llame, o de la Iglesia.

Lo que me parece demagógico son algunas posturas de colectivos que utilizan acusaciones de carácter delictivo sin aportar argumentos. O quines crean alarma social por un hecho (el del aborto) que se lleva practicando en España desde hace muchísimos años y que esta ley viene a regular para ampliar el abanico de derechos del ciudadano.

De ninguna manera justifico las pintadas pero creo que no tiene nada que ver tu comparación. Yo lo único que digo es que el foro de la familia y la iglesia crean alarma social. Eso es una evidencia.

Rafael B. dijo...

Ay, qué pereza repetir lo mismo.
¿Cuándo el delito de aborto pasó a ser un derecho? ¿Por qué mutación de los valores éticos de esta sociedad y de los derechos humanos se convirtió dar muerte a un niño no nacido en el derecho de alguien?
Agreden a una ONG que se ofrece a madres gestantes sin recursos y resulta que es porque crean alarma social, ¿quién es el demagogo?
Y no, no justificas las pintadas, te colocas en medio, "algo habrán hecho", por lo visto era eso, crean alarma social por no estar de acuerdo con el aborto y hacer algo coherente al respecto.
Curioso.

Anónimo dijo...

Rafael, de verdad, que yo no he dicho eso de 'algo habrán hecho'. Eso lo has dicho tú. Condeno categóricamente las pintadas y no me meto en el trabajo de esa ONG. Cada uno es libre de ayudar a quien quiera y como quiera.

Tampoco he dicho que crear alarma social es estar en contra del aborto REGULADO. Alarmismo es por ejemplo decir que el aborto es un delito, porque no lo es, Rafael. Hay una ley que lo regula desde hace mucho tiempo y es un derecho. Ahora simplemente lo que se está haciendo es reformarlo. Se evitará por ejemplo hacerlo bajo cuerda como se hace en este país desde siempre.

Yo creo que pueden convivir ambas opiniones perfectamente en la sociedad. Quien quiera abortar legalmente que lo haga y quien no que no lo haga, pero que no se imponga nada desde ninguna de las partes. Es tan sencillo como eso. Los que estén a favor de lo que opinan esas ONGs o la Iglesia que no lo hagan y punto. No se debe imponer nada, ni siquiera una moral concreta.

R.B. dijo...

La ley de 1985 despenalizaba el aborto en tres supuestos. El resto de casos sigue siendo delito. Hasta esta ley en que por arte de birlibirloque han decidido que sea un derecho.
Mientras no se apruebe, todos los casos de aborto que estén fuera de los tres supuestos depenalizados, siguen siendo delito.
Y la moral no se impone, las leyes sí. Pero mandar a callar a los que tienen una moral diferente hoy, no parece lo más democrático.

Anónimo dijo...

Por eso mismo. Libertad siempre que esté amparada por la legalidad.

Rafael B. dijo...

Eso mismo dicen las autoridades cubanas o coreanas... Pero el valor libertad es más amplio que lo que la ley pueda recoger o regular.

Anónimo dijo...

Las autoridades coreanas o cubanas pueden decir lo que dessen esto ni es Cuba ni es Corea.

Rafael B. dijo...

Al menos todavía no, pero por algo se empieza. Un pasito es poner las leyes por encima de la moral, lo que llevaría a la extinción de la libertad de conciencia en un primer momento y luego a terminar con todas las demás libertades.
Puede haber leyes inmorales e injustas, por eso se admite el derecho a la libertad de conciencia y a la objeción. La regulación de este derecho tiene que ser muy ponderada para no incurrir en limitaciones que extingan la raíz de nuestro concepto de libertad y democracia.

Anónimo dijo...

Esta ley no obliga a abortar Rafael. Cada madre y padre son totalmente libres para decidir qué hacer en caso de los supuestos que ya todos conocemos. No se impone nada. Hay absoluta libertad. Lo que sí es imponer es no poder abortar legalmente porque algunos colectivos no lo vean bien. Quizás esto último esté más cercano a Cuba y Corea.

Además si hay que acaparar todas 'las morales' que puede haber en un Estado en una sola ley mejor disolvemos los parlamentos y que impere la ley de la selva. En esta ley no cabe la objeción, simplemente si no quieres abortar pues no abortas y todos en paz.

Rafael B. dijo...

Verás, no es tan simple. En la ley de 1985 el aborto era posible en tres supuestos y un delito fuera de esos tres supuestos. Es así porque el aborto se considera algo objetivamente malo, dañino y por tanto que debía prohibirse, se exceptuaban tres supuestos en los que se daba un cierto conflicto de valores: si corría peligro la salud de la madre (que se ha convertido en un coladero), malformación del feto que lo hiciera inviable (que ha derivado en eugenesia) y en caso de violación de la madre (qué culpa tiene el hijo y no sé si añadir un mal a otro mal es como multiplicar menos por menos que da más).
En la nueva ley que se nos viene encima mientras se mantienen los supuestos, se añade un plazo de aborto libre y se le denomina cínicamente "derecho". Es decir, tienes derecho, madre, durante 14 semanas a dar fin a la vida que llevas dentro, un día después en vez de derecho será un delito y un atentado contra la vida del nasciturus que está protegida por la ley. ¿No resulta un poco arbitrario? ¿Vamos a decidir, como diría la ministrilla, que antes no era humano lo que crecía dentro de esa mujer para poder darle matarile sin remordimientos ni protección legal?
Este es el debate, gran parte de él. Es un tema muy serio porque afecta a la vida y la muerte de seres humanos y sí, es un tema grave de conciencia, dónde está mucho más justificado que en otros la objeción, por ejemplo.
El parlamento es fuente de leyes no de morales. Tiene que tener en cuenta las diversas moralidades de la sociedad, no imponer sobre las que en la sociedad se mueven. Hay una tradición concreta que inspira la legislación occidental y está la Declaración de Derechos Humanos como "ética común" para orientar las leyes. Hace algunos años se hablaba de una "ética de mínimos" que venía a ser un conjunto de valores en los que las moralidades presentes en una sociedad como la española pueden coincidir, un lugar común. Pero eso implica un poco más de sensatez de parte de los gobernantes y algo más de diálogo con la sociedad, cosa que se ha roto con los gobiernos recientes.
Saludos.

Anónimo dijo...

Bueno. Sobre todo me quedo con lo que dices del aborto 'libre' durante las 14 semanas. La ley no lo dice de esa forma tan simple como tú la presentas. Deben darse unos supuestos. Tú no puedes ir a un hospital con tres semanas de gestación y decir: Quiero abortar porque me da la gana y va el cirujano y te interrumpe el embarazo. No es así Rafael.

Sí se hace bajo cuerda en muchs clínicas. Pero no ahora. Desde hace muchísimo tiempo. Con esa hipocresía pretende acabar la ley.

Sigo manteniendo que es una imposición que determinadas instituciones, entre ellas la Iglesia, intente imponer una moral con la que muchos ciudadanos no están de acuerdo. Pero es que no sólo les pasa con el aborto, sino con muchas cosas. Con el preservativo, con la homosexualidad, con el divorcio... Les debría bastar con que sus feligreses cumplieran a rajatabla las 'normas' de la iglesia, pero no hay que tratar de imponerlas al resto de la sociedad. Eso es libertad. Que cada uno haga lo que le de la gana sin vulnerar ningún derecho y eso es lo que pretenden las leyes. Una horquilla de derechos que encuentran su límite en la vulneración del derecho del contrario.

Rafael B. dijo...

¿No lo dice así? ¿Y cómo lo dice? De momento lo que sabemos es que permite abortar sin supuesto alguno hasta la semana 14 y extiende el plazo para los tres supuestos anteriores.
La ley no pretende acabar con ninguna hipocresía, eso parte de la propaganda con la que quieren venderla, lo que hacen es rendirse. En lugar de hacer cumplir la vieja, adaptarla a una práctica social.
Y las pamplinas sobre "imponer una moral" y demás zarandajas te las puedes ahorrar. Es parte de la táctica deslegitimadora de los propagandistas del partido que eligen ese tipo de prácticas miserables en lugar de hacer un debate serio.
"Que cada uno haga lo que le da la gana sin vulnerar ningún derecho...", suena hasta cínico cuando hablamos de defender el derecho a la vida del más indefenso antes de la semana 14, un derecho básico y se ataca al que "haciendo lo que le da la gana" protesta contra la muerte del indefenso.
Salud.

Anónimo dijo...

Con respecto a lo de la propaganda, de lo mismo te puedo yo acusar a tí. De hacer propaganda de lo que dice la conferencia episcopal. Explícame por qué la iglesia no intenta imponer una moral. A ver si me convences.

En cuanto al último párrafo es demagogia en estado puro. A eso no voy a contestar.

Rafael B. dijo...

¿Volvemos a los problemas de comprensión lectora? ¿O es que nos hemos quedado sin argumentos?
Veamos, cuando se manifiestan los colectivos ciudadanos contra la guerra, contra la pena de muerte, contra el hambre en el mundo, contra la tortura en las cárceles, contra el aborto, ¿intentan imponer una moral? A ver si lo descubres que yo ya estudié ética y filosofía en su momento.
Bonita forma la tuya de escurrir el bulto.
Llamar demagogia a defender un derecho en coherencia con una ética es..., bueno, no sé lo que es, ¿falta de argumentos de nuevo?

Anónimo dijo...

Habla el cojo de la pata que cojea. O dicho de otro modo. Ves la paja en el ojo ajeno y no la viga en el ojo propio. ¿Te suena de algo?

La Iglesia es la menos apropiada para dar lecciones de no imposición. Hecha un vistazo a su historia.

Anónimo dijo...

Perdón. El echa es sin h. Ha sido un lapsus

Rafael B. dijo...

Supongo que eso significa que no vas a responder ni vas a argumentar nada más.
Típico, como típico es el recurso a la historia. Como dijo uno: "Cuanto poder tienen las hogueras de la inquisición, cuatrocientos años después, siguen alumbrando imbéciles". Y antes que te lances, la frase no es mía pero venía al pelo.

Anónimo dijo...

Pero bueno. ¿tú hablas de argumentos? Si eres el primero que no aporta ni uno. Sólo defiendes la imposición que practica la iglesia católica. En cualquier caso no me voy a pronunciar en demasía. Voy a esperar a ver qué dice hoy al respecto el pajarraco de Rouco Varela.

Lo más sensato, yo creo, es que la Iglesia funde un partido político democrático. Que se presenten a las elecciones y luego si sacan algún escaño, que lo dudo mucho, luego proponga las cosas en los parlamentos no a golpe de crucifijo en iglesias o en la calle.

Anónimo dijo...

Por cierto. En cuanto a la inquisición. Ya que tú la mencionas. El Varela no debería de perder más tiempo y dedicarse durante cada segundo de su vida a pedir perdón públicamente por los crímenes de la Iglesia que ya está bien de tanta hipocresía. Que no somos tontos Rafael.

Rafael B. dijo...

Estos dos últimos comentarios demuestran que la frase de Bloy es tristemente cierta.
Querido troll, intenta responder a algo sin echar basura sobre el otro,intenta hacer un razonamiento ético alguna vez si es que sabes lo que es eso.
Por cierto, llamas pajarraco a alguien que, de acuerdo o en desacuerdo con sus ideas, vale más que tú, un triste imbécil de los que van propagando su estulticia por los foros.
Patético.
Salud (mental)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...