23 noviembre 2009

Alá o ...

Esto me ha llegado por correo electrónico y quería compartirlo con ustedes. No lo he escrito yo y creo que hay una cierta trampa saducea en el texto, pero en su simplicidad hace pensar.


¿Alá o Jesús?

Reunión de sacerdotes de cárceles, conclusión: la religión musulmana es la que más crece en número en los Estados Unidos, especialmente en los grupos minoritarios.

El mes pasado asistí a una clase de entrenamiento requerida para mantener mi status de seguridad en el departamento de prisiones del Estado. Durante la reunión hubo una presentación por tres disertantes, católica, protestante y musulmana, quienes explicaron sus creencias.

Me interesaba sobre todo, lo que el imán diría. El imán hizo una completa y gran presentación de las bases del Islam, incluidos vídeos.Después, se concedió tiempo para preguntas y respuestas. Cuando llegó mi turno pregunté al imán:

“Por favor, y corríjame si me equivoco, entiendo que la mayoría de imanes y clérigos del Islam han declarado la Yihad (guerra santa) contra los infieles del mundo. De modo que matando a un infiel, que es una orden para todos los musulmanes, tienen asegurado un lugar en el cielo. Si así fuera el caso… ¿Puede usted darme una definición de infiel? ”

Sin discutir mis palabras, contestó con seguridad: “Son los no creyentes”.

Contesté: “Permítame asegurarme de que le he entendido bien: a todos los seguidores de Alá se les ha ordenado matar a todo el que no es de su fe para poder ir al cielo. ¿Es correcto? ”

La expresión de su cara cambió de una autoridad, a la de un chico con la mano en la lata de galletas. Vergonzosamente contestó: “Así es”.

Agregué: “Pues bien, señor, tengo un verdadero problema tratando de imaginar al papa Benedicto ordenando a todos los católicos matar a todos los de su fe islámica, o al Dr. Stanley ordenando a los protestantes hacer lo mismo, para ir al cielo”.

El imán quedó mudo.

Continué: “También tengo problema con ser su amigo, cuando usted y sus colegas dicen a sus pupilos que me maten. ¿Preferiría usted a su Alá, que le ordena matarme para ir al cielo, o a mi Jesús, que me ordena amarlo para que yo vaya al cielo y que también usted me acompañe? ”

Se podía oír la caída de un alfiler cuando el imán inclinó avergonzado la cabeza.

Con nuestro sistema de justicia liberal, y por presión del ACLU (Organización árabe americana). Este diálogo no será publicado.

Ruego lo haga circular por toda su lista de direcciones.

Rick Mathes
Capellán de Prisiones EE.UU.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...