06 septiembre 2009

Educación para qué ciudadanía.

En breve comienza el curso y volverá la polémica, ya verán.

19 comentarios:

Sila dijo...

Ya te he enlazado a mi blog.

Un abrazo!!

Rafael B. dijo...

Gracias, el tema de tu blog me resulta muy interesante.
Saludos.

Anónimo dijo...

Menos horas para religión y más horas para matematicas y lengua.

A rezar a casa que en los centros educativos se viene a aprender realidades no a fantasear con parábolas.

SdeA

Rafael B. dijo...

Oh, vaya. Qué tristeza tener que eliminar literatura, ética y filosofía. O arte y música, dos de las asignatura que más elevan el espíritu con sus parábolas y fantasías.
En Cuba y Corea del Norte están de acuerdo contigo, por ejemplo. Aunque creo que en su lugar dan bastante tiempo de "Educación para la ciudadanía".
Mira por dónde.
Salud (e higiene).

Anónimo dijo...

Los curas se creen que España es un país católico y no se acaban de enterar de que NO es así. Que cada padre en cada casa enseñe a sus hijos la religión que les venga en gana. Ya es hora de que en los colegios públicos quiten de una puñetera vez los crucifijos que afortunadamente somos un país aconfesional y hay multitud de creencias y religiones.

Y el que quiera estar todo el día de rodillas, rezando y rogando pues que se monte un altar en su casa, vaya a la Iglesia o que se apunte a un colegio privado. Ya está bien de tomaduras de pelo hombre.

Anónimo dijo...

Fijate que no sabría decir si el video está grabado en el siglo XXI o en la época del Tito Paco. Ay que ver que estos macarras de la moral no evolucionan madre mía.

Anónimo dijo...

Completo mi anterior comentario con este magnífico tema del genio Juan Manuel Serrat.

Lo Macarras de la Moral

Sin prisa pero sin pausa,
como el "calabobos",
desde la más tierna infancia
preparan el cebo:
"Si no te comes la sopa
te llevará el coco..."
"Los tocamientos impuros
te dejarán ciego...".

Y te acosan de por vida
azuzando el miedo,
pescando en el río turbio
del pecado y la virtud,
vendiendo gato por liebre
a costa de un credo
que fabrica platos rotos
que acabas pagando tú.

Son la salsa
de la farsa.
El meollo,
del mal rollo.
La mecha
de la sospecha.
La llama
de la jindama.

Son el alma
de la alarma,
del recelo
y del canguelo.
Los chulapos
del gazapo.

Los macarras
de la moral.

Anunciando apocalipsis
van de salvadores
y si les dejas te pierdes
infaliblemente.
Manipulan nuestros sueños
y nuestros temores,
sabedores de que el miedo
nunca es inocente.

Hay que seguirlas a ciegas
y serles devoto.
Creerles a pies juntillas
y darles la razón
que: "El que no se quede quieto
no sale en la foto..."
"Quien se sale del rebaño,
destierro y excomunión".

Sin prisa pero sin pausa,
esos carcamales
organizan sus cruzadas
contra el hombre libre
más o menos responsable
de todos los males
porque piensan por su cuenta.
Sueñan y lo dicen.

Si no fueran tan temibles
nos darían risa.
Si no fueran tan dañinos
nos darían lástima.
Porque como los fantasmas,
sin pausa y sin prisa,
no son nada si les quitas
la sábana.

Juan Manuel Serrat

Anónimo dijo...

El fanatismo religioso a sido a lo largo de la historia y es, el CANCER de la sociedad.

Los mayores crímenes de la historia se han cometido en el nombre de dios.
Desde luego que deberia haber Religión en los colegios para explicarle a nuestros hijos las santas cruzadas y como se quemaban publicamente a personas en las plazas de los pueblos. De esta manera les enseñaríamos como hay que comportarse llevando la tolerancia como bandera y no la intransigencia de la Apostólica y Romana.

SdeA

Rafael B. dijo...

No, verás, las mayores barbaridades de la humanidad se dieron en pleno siglo XX y la religión no tuvo mucho que ver salvo para perseguir a los creyentes, ya fueran cristianos o judíos. Stalin, Polpot, Mao Zedong, etc. Reconocer eso es de justicia. Luego hay que añadir que la ignorancia de la historia sumada a la intolerancia no son bases para una sociedad democrática basada en el respeto a los derechos humanos. Pero el neofanatismo anticlerical no necesita conocimiento ni razón. Le basta con repetir consignas.
Salud (e higiene mental).

Sila dijo...

Es lo mslo de tener un blog, que los troles (generalmente con sueldos públicos) se cuelan. Lo bueno es que ellos solon se descalifican sin ayuda.

Un saludo y adelante con este blog

Anónimo dijo...

Rafael ¿por qué no mencionas también a Franco? Eso también fue en el siglo XX y su brazo armado fue la Iglesia Católoca, Apostólica y Romana que hasta le sujetaba el palio al generalísimo para que fuera bien arropadito.

Y lo de consignas aplícate el cuento porque tú repites sílaba a sílaba lo que el señor que vive en el Vaticano dice entre bocado de jamón y caviar y acurrucadito en sábanas doradas. Un poquito de seriedad.

Rafael B. dijo...

Ups, pues sí, Sila, es lo malo. A veces es divertido, por ejemplo este último, he tenido que parar el filtro anti-imbéciles para que no eliminara automáticamente el comentario. No sé si es por las clásicas mentiras o por la estupidez de lo que pone.
En fín, cosas de la mentalidad troll. Lo dejo para que pueda verse lo patético de vivir sin pensamiento propio y sumido en la inquina y la frustración.
Salud e higiene mental.

Anónimo dijo...

Ya me estaba extrañando Rafael que tardaras tanto en insultar. Menos mal que ya me has llamado una vez más imbécil para demostrar de nuevo quien es el insultador y quien es el insultado. Una tónica que se repite en todos los comentarios.

Es la siguiente:

-Publicas un post y abres la posibilidad de que quien quiera opine.

-Luego contestas a los comentarios que están en contra de tu opinión con ironías y socarronería. Algo totalmente legítimo.

-Te responden con recursos similares a los tuyos, pero como ves que no puedes argumentar tus ideas empiezas a poner en tela de juicio la preparación o el nivel cultural de quien te contradice.

- Y como sigues sin argumentos terminas o bien borrando el comentario, o bien insultando, o bien cerrando la posibilidad de responder. (O las tres cosas a la vez). Tanto como defiendes la libertad y la coartas continuamente.

Y yo te digo lo de siempre. Tú insultas y yo argumento. Sigue con tus improperios. Llegarás lejos.

Rafael B. dijo...

Te lo voy a explicar como si fueras a entenderlo.
-En estos comentarios sólo hay dos que se han identificado, los anónimos sólo son posibles comentaristas o posibles "trolles" en función de lo que digan.
-El troll no tiene derechos, es, por definición que yo no hice, un imbécil, lo siento. O no lo siento, me da igual. No se puede insultar a un troll, sólo se le define por lo que dice y cómo lo dice desde el más cobarde anonimato.
-Un comentario al artículo es argumentar sobre lo que el artículo dice, sin alusiones personales a su autor y descalificaciones de sus opiniones o creencias que no se expresan en el artículo que sea.
-¿El anónimo llorón de las 5,15 es el mismo que el troll de las sandeces de las 4,38? Ni idea.
¿Todos los que han escrito de forma anónima son el mismo o son diferentes? Ni idea.
-¿Dónde están tus argumentos para defender la asignatura de educación para la ciudadanía tal como está planteada? Porque yo no he leído ninguno, sólo descalificaciónes.
-Y un pequeño apunte, es un blog personal e intransferible, significa que igual me sale el lado amable o el lado brusco. Soy así de bruto, me molestan dos cosas sobremanera: la mendacidad y la estupidez, es un fallo que tengo, me ponen a cien.
En fin, intentaré controlarme pero busca otro restaurante, ¿recuerdas?
Salud...

Anónimo dijo...

¿¿que te ponen a cien??

Eso no es peccātum, pater?

Rafael B. dijo...

Si acaso una infracción del código de circulación, filius.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Rafael B. dijo...

Perdone que le borre el comentario querido troll.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...