09 agosto 2009

Mañana de domingo

"El banco es sumamente duro e incómodo, pero tú estás conmigo. Y ahora vamos a dormir. Cuando nos despertemos, necesitaremos mucha energía. Aún hay estrellas que brillan detrás de espesas nieblas. Mañana, Dios mío, envía un poco de sol"

Irmgard Keun. Después de medianoche (Nach Mitternacht, 1937)
De aquí.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...