17 junio 2009

Propiedad "re-redistributiva"

Cuando estudiaba ética económica recuerdo que dimos con el concepto de "redistribución" de la riqueza. Según parece es el espíritu que anima la teoría de los impuestos en un estado que quiera garantizar minimamente el bienestar de sus ciudadanos.
Dicho concepto o principio partía de la base de que quienes generan riqueza en un país y se benefician por tanto de ella, pagan impuestos proporcionalmente a lo que ganan (progresividad impositiva). Con dichos impuestos se garantizan los servicios públicos desde carreteras a hospitales, pasando por escuelas, etc. Quien gana más aporta más y aún le queda mucho y quien gana menos aporta menos y no pierde tanto. A la hora de gastar el estado se supone que debe gastar más en las zonas, regiones y poblaciones más necesitadas ya que no pueden hacerlo por sí mismas debido a la escasez de recursos que generan y permite que las zonas más ricas se organicen con arreglo a sus propios recursos aunque garantizando unos límites mínimos para que sigan generando la riqueza que luego será redistribuida.
Bueno, más información sobre esto en wikipedia y este artículo del IEF del ministerio de economía y hacienda, aunque google devuelve más de dos millones de resultados para el concepto, por si quieres leer. En definitiva y dado lo anterior resulta algo "chocante" lo siguiente:
"Ahora, presidente, toca la financiación. Este nuevo modelo colmará las necesidades de Cataluña y será por primera vez una financiación per cápita, por encima de la media del conjunto del Estado".

En boca del presidente del gobierno; sobre todo por esta otra objeción que hacía un periodista:
"Si los que recaudan más reciben también más, ¿de dónde va a salir para los que recaudan menos?"

Es como Robin Hood, pero al revés.
Visto en el blog de Santiago González.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Y la Iglesia que genera tantas riquezas por qué no se dedica tambien a redistriburilas?. Lo que pasa es que Benedicto igual tendría que vivir en una VPO. Y claro eso como que no viste.

Rafael B. dijo...

¿siempre hay un troll de guardia? Que pesadez.

Abel Sosa dijo...

Rafael, es que no te quitan el Sanbenito de hombre de Dios ni el tu página personal, vaya tela, ni agua a los troll. Saludos.

Anónimo dijo...

tiene que haber de todo en la viña del señor

Abel Sosa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Abel Sosa dijo...

Endeluego que si, tiene que haber hasta gente que para sentirse satisfecho, y valiente, escudarse tras un anonimato que lo relega a, para mí, un mojón para él.
Lo dicho, se este de acuerdo o no, se critique o no, hacerlo bajo el anonimato, lo hace hasta el más tonto del pueblo

Rafael B. dijo...

Gracias por tus comentarios Abel coincido contigo en que para decir una estupidez que moleste al personal (o lo intente) basta con que tenga un par de neuronas en activo.
Pero para decir algo sensato y ponderado que ayude a conocer mejor la realidad o a interpretarla hay que esforzarse bastante más.
Aparte de lo valiente que resulta esconderse en el anonimato.
Me recuerda un par de artículos que ya escribí por aquí, uno es éste y el otro éste, especialmente la frase de Nick Diamos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...