19 junio 2009

Moral privada, vicios públicos

El que se atreva a discrepar de una ley abortista que banaliza el valor de la vida del ser humano más indefenso, será acusado de todo y más. Por lo visto, lo aceptable públicamente es estar a favor de la corriente que considera que matar a un niño en el seno de su madre, no sólo debe ser un delito despenalizado como hasta ahora sino, por obra y gracia de la insoportable levedad neuronal de nuestros políticos, ¡un derecho! Derecho a matar inocentes y cállate que te arreo. Creo que ha sido el ministro portavoz el que ha dicho que discrepar de ellos puede ser aceptable en el ámbito de la moral privada, pero que en lo público lo que manda es la moral política. Y ya sabemos qué moral se gastan los políticos, bueno, sabemos que la gastaron toda y ya no les queda, mejor dicho. El siguiente paso es afirmar dentro de esa lógica absurda, que los que tengan una moral diferente de la suya, deben callarse y no discrepar en público, como mucho hablar bajito para que no se les oiga demasiado.
¿Saben cuál es el problema? Que a muchos les entusiasma este planteamiento y se lanzarán a descalificar al que discrepe de él. Ya lo están viendo, se llama sectarismo y es una peligrosa vía al totalitarismo. Apaga el pensamiento, déjate llevar y no pienses en la crisis económica que está arrojando a tanta gente a la calle.

Actualización: Documento resumen de lo que ha dicho la Conferencia Episcopal, siempre es mejor que lo veas tú mismo antes que repetir tópicos ajenos. Contra la propaganda, información

30 comentarios:

Abel Sosa dijo...

Rafael yo no estoy de acuerdo con la ley del aborto, pero una cosa es opinar, derecho que todos/as tenemos y otra muy distinta es incitar, pedir o imponer a cierto diputados que voten en contra de la ley. Eso es muy, pero que muy fácil, las próximas elecciones que se presenten como grupo político y así pueden votar a favor, en contra, abstenerse o lo que quieran, pero hay que diferenciar entre opinar e imponer. Saludos.

Anónimo dijo...

Rafael cuando gobernaba Aznar se abortaba igual que ahora y sin ley reformada. Se hacían exactamente los mismos abortos pero sin regulación completa y algunos bajo cuerda. La Iglesia no piaba,claro gobernaba la derecha.
Por eso me parece de hipócritas las manifestaciones de la Conferencia Episcopal. Cuando Aznar no hubo ni una simple manifestación en contra del aborto y se abortaba Rafael. ¿por qué? Estoy muy de acuerdo con Abel, ¿por que la Iglesia no se presenta a las elecciones con siglas políticas? Lo que faltaba es ya que los curas le digan a los políticos VOTADOS POR EL PUEBLO lo que tienen que hacer. Hasta ahí podíamos llegar Rafael, hasta ahí podíamos llegar.

Rafael B. dijo...

¿Quién impone y cómo impone? ¿Los ciudadanos, personalmente o en grupo, no podemos instar a los políticos a que nos escuchen y nos tengan en cuenta? ¿Decir que una persona de moralidad cristiana no puede votar coherentemente a favor de una ley asesina?
Lo que votes tiene consecuencias de dos tipos, legalizas el asesinato y tu conciencia queda marcada por la decisión, ¿te molesta que te lo recuerde?
Al anónimo de turno: en vez de repetir las tonterías que dice el PSOE deberías opinar: ¿te parece bien el asesinato de seres humanos inocentes? ¿Has visto el vídeo de las clínicas de la muerte?
Hubo manifestaciones en el 85 cuando se aprobó la ley anterior y desde entonces han habido diferentes documentos tan claros y contundentes como éste, que tú no lo sepas solo significa que es mucho lo que ignoras.
Ahora se da un paso hacia el precipicio y se vuelve a opinar sobre ello (¿en qué año se publicó la "Evangelium Vitae"?, investiga lo que decía).
Caemos en la falacia de costumbre (con Aznar se callaban) y lo malo es que para los poco avisados funciona, parece que los católicos en general no somos ciudadanos con derecho a expresar nuestras convicciones, a ellos se les puede mandar callar sin que pase nada.
Pues muy bien.

Abel Sosa dijo...

Vuelvo a repetir, Rafael una cosa es opinar si opinar y otra muy distinta es incitar a, aquí no hay vuelta de hoja, esto es muy sencillo, las próximas elecciones que se presente como grupo y que voten a favor, en contra o se abstenga no sólo sobre esta ley, sino sobre cualquiera.
Lo dicho una cosa es opinar, todos/as tenemos derecho, yo mismo opino y estoy en contra, y otra cosa es decir e incitar a los diputados que se sientan católicos a votar que no, nada, lo dicho, si tanta ganas tienen de involucrarse en la vida política pues que funden un partido, nadie, digo absolutamente nadie se lo impide. Saludos.

Rafael B. dijo...

Vaya, qué rapidez. Me parece que, como se suele decir, te la coges con papel de fumar para hacer esa apreciación, incitar, opinar, expresar un criterio en público, recordar a un católico que en conciencia no puede estar de acuerdo con eso, ¿dónde está el problema? ¿Qué debería hacer la Iglesia ante este hecho? ¿Hablar bajito? ¿Callarse? Decir, "está mal pero haced lo que os venga en gana".
Vamos a ser serios y no dejarnos llevar por la propaganda, hombre.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Abel Sosa dijo...

Rafael, bajate del burro aunque sea una vez, que pueden opinar lo que le salga de las orejas, que el generalísimo hace ya bastante tiempo que la palmo y desde entonces y gracias a Dios ( si gracias a Dios ) cada uno puede opinar lo que le venga en gana, pero de ahí a incitar, si incitar, como cuando llegan las elecciones y se dice lo que se dice desde los pulpitos, si Rafael, nada inventado, que una cosa es, vuelvo a repetir opinar que es un asesinato y otra muy distinta es incitar a que no voten a favor, y, eso es lo más sencillo del mundo, ni me la cojo con papel ni nada de eso, si aquí no hay nada que inventar, que si nadies os impide a que os plantei en las próximas elecciones y fundeis un partido, asi, podreis votar, vuelvo a repetir, a favor en contra abstenerse o lo que querais, es tan sencillo como eso, Saludos.

Abel Sosa dijo...

Las reglas del juego son bastante sencilla, se presentan X partidos, el pueblo vota, según los votos se eligen a los diputados y senadores y ellos/as en representación del pueblo dictan las leyes y las aprueban o las rechazan, así de sencillo, que una cosa es opinar y otra muy distinta es decir no voten tal o cual, si no estais de acuerdo pues lo dicho, funden un partido y a jugarrrrrrrrrr

Abel Sosa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rafael B. dijo...

Es de las veces que el artículo parece la respuesta a los comentarios, Abel, esa actitud indignada que repite lo mismo como un eslogan inmune al razonamiento...
Y al troll le voy a borrar la deposición dado que en único macarra que veo por aquí es él, además del clásico cobarde.

Rafael B. dijo...

Ítem más Abel, pertenezco a una ONG que defiende la foca ártica, así que hemos recogido firmas para incitar, no, que digo, presionar a los diputados para que voten una ley que prohiba su caza. Vaya no escucho a nadie decir nada. Ah, que no somos la Iglesia ni defendemos a niños indefensos, ya me extrañaba a mí.

Abel Sosa dijo...

Nada Rafael, de momento un saco de cemento, lo dicho, contigo no hay quien pueda, por cierto, y si que sirva para que te mosquees, estoy casado y con ello quiero ponerte en antecedente que el papel de fumar no me sirve para nada. Saludos.

Abel Sosa dijo...

y por cierto, una cosa es reivindicar una ley ( genial sobre todo esa ) y otra muy distinta es pedir no votar una ley.

Rafael B. dijo...

Es lo mismo, iniciativas para sacar una ley, para que no salga otra, es parte del juego democrático, los colectivos ciudadanos opinan, incitan, presionan, se manifiestan de muchas maneras ya sea a favor de las focas, contra la SGAE, por el idioma, la paz, contra el aborto... Y no debería pasar nada, al final los diputados votarán en conciencia, sin conciencia, siguiendo intereses confesables o bien inconfesables, lo que diga el partido o lo que dicte el bien común. Así son las cosas. Este ruido contra la Iglesia sabemos de dónde sale y que intereses persigue, que la gente mire para otro lado que no sea la cuestión principal.

Abel Sosa dijo...

Nada lo que tú digas, hasta la próxima, por cierto, te invito a que le des una vuelta a la exposición de Mar Sánchez, situada en la antigüo sede del banco santander, la verdad es que merece la pena y sobre todo después de saber por las dificultades físicas y emocionales por las que pasa su autora, enferma congénita y cuya labor pictórica le ayuda mucho. Saludos.

Anónimo dijo...

Rafael mira. Por lo visto tú te puedes permitir el lujo de decir que lo que dice el PSOE es una TONTERÍA, que quien se mosquea con un comentario tuyo y te lo hace saber es un TROLL o que el bautismo laico es una IDIOTEZ. Pero resulta que no le permites a nadie que diga lo que tu mismo haces. La censura es lo que estás practicando en tu blog.

Por otro lado, aquí no se está diciendo que haya que silenciar a la Iglesia, cosa que tú si pretendes hacer con algunos anónimos, sino que la Iglesia NO GOBIERNA y si quiere hacerlo que se presente a las elecciones y si ganais haceis lo que os venga en gana. Por mucho que os pese a los curas esa alarma social que pretendeis crear no viene a cuento.

Mira Rafael, la palabra asesinato la utilizas de forma gratuita. Si creeis que eso es asesinar estais diciendo que se comete un delito, por lo cual la Reforma de la Ley del Aborto sería inconstitucional. ¿por qué no presentais un recurso ante el Tribunal Constitucional en vez de decir en nombre de la Iglesia las patochadas que ha dicho la Conferencia Episcopal? No lo hacéis porque sabeis que la ley es LEGAL. Y encima pretendeis imponer vuestras consignas a golpe de crucifijo. Pues no señor, se legisla desde los parlamentos y si no estás de acuerdo quizás estés más cerca de lo dictatorial que de lo democrático.

Supongo que también me borrarás este comentario porque como no estoy de acuerdo contigo..., pero bueno, al menos tú lo leerás

Abel Sosa dijo...

Anonimo, yo, sin animo de ofender, te aconsejaría que pongas tu nombre, para mi, las criticas bajo el anonimato dejan mucho que desear, este yo de acuerdo con ellas o no, o es que le tienes miedo por algo? Saludos.

Rafael B. dijo...

No, mira, un troll es el que entra insultando por un lado y haciéndose la víctima por otro. Es la definición oficial. El que frente a la opinión ajena reacción airadamente y con insultos, como haces tú. Que es incapaz de escribir tres líneas sin llamar patochadas a esas opiniones, acusar de cosas indemostradas, llamar macarras y otras lindezas, etc. Y además se escuda en el anonimato o en un falso nick. ¿Te suena?
Ya se hizo un recurso ante el Constitucional (en 1985) y la respuesta fue que el estado debe garantizar la vida del nasciturus... una vaguedad que dejaba la cuestión igual que estaba.
El aborto es el asesinato de un ser humano indefenso. Si no fuera intencionado, sería homicidio, pero como se hace a sabiendas que se da muerte a un ser humano es un asesinato, es una definición de ley. Mírate el vídeo y dime que lo que sale de las chicas en esa clínica no es un ser humano... Luego me dices que yo debo acatar la moralidad que decidan las cortes y estarme calladito.

Anónimo dijo...

Analizas mis palabras de forma parcial porque te conviene. Y encima pones en tela de juicio la decisión del Constitucional. Eso es lo que faltaba Rafael. Te quedas sin argumentos y esto es una prueba de ello. ¿Quieres hacernos creer que la Iglesia tiene las consignas legales para garantizar la correcta aplicación de la Carta Magna?. Gracias a Dios no es así. Te repito que si crees que son asesinatos ¿por qué no lo denuncias?. Lo del video es harina de otro costal y estoy en contra, pero también se hacía en época del PP y ni piábais. ¿Eso es lo que quiere la Iglesia? que se siga haciendo bajo cuerda sin legislar? Me temo que sí porque sabes de más que el aborto se va a seguir practicando porque en muchas ocasiones ES NECESARIO.

En cuanto a lo de anonimo. Si tanto coraje te da por qué permites en tu blog que se escriba como anónimo? quítalo y ya está.

Rafael B. dijo...

No quiero hacer creer nada de eso nadie, ni siquiera lo he insinuado. Sólo que la respuesta del constitucional en su día fue nadar y guardar la ropa, algo demasiado frecuente y poco útil, pero como supongo que has leído la sentencia, no insisto por ahí.
La verdad es que no me paro mucho a analizarte ya que te sueles comportar de forma insultante y no merece mucho la pena, pero por si no todo está perdido contigo intento explicarte algo, sin mucho entusiamo, por supuesto.
El vídeo refleja el día a día de las clínicas abortistas, el niño que se ve arrojado a la basura es un feto de 21-22 semanas, el límite legal de la ley de plazos. Pero, ¿qué más da? Una vez puestos en la bolsa nadie distingue al abortado "legalmente" del que no lo es, son niños muertos, matados en el seno de su madre y expulsados como basura hospitalaria.
¿Es necesario? Podrida sociedad si nos acostumbramos a eso.
Lo de anónimo es lo de menos, es el tono troll que ya te he explicado...
La Iglesia denuncia la inmoralidad de un hecho. Hacerlo bajo cuerda o convertir en legal el homicidio..., curiosa disyutiva, a lo mejor es hacer cumplir la ley y proteger la vida y la maternidad lo que habría que hacer.

Anónimo dijo...

Yo sigo creyendo que el aborto bien regulado es necesario. Tú dices que es homicidio, yo no estoy de acuerdo porque si fuera así la ley se declararía incosntitucional y si, como es tu caso, no creemos en el órgano supremo de garantía contitucional es que no se cree en la democracia.

EN cuanto a la muerte de un ser es cierto que el ser vivo muere pero hay muchos padres y madres muertos en vida porque no tomaron la decisión de abortar a tiempo y eso es muy duro.

Anónimo dijo...

Se me olvidaba. De todas formas veo genial que la Iglesia defienda sus principios pero desde mi punto de vista una cosa es defender tus ideas y otra crear alarma social y convocar a saltarse las leyes como ya han hecho en otras ocasiones, y no pocas. Una de las últimas cuando un cura dijo que en señal de protesta los españoles se negaran a pagar sus impuestos. Una cosa es aconsejar y otra imponer y en todos sus siglos de vida la Iglesia ha primado siempre lo segundo.

Rafael B. dijo...

Veamos, ¿la ley decide la moral o es al revés? No todo lo legal es moral ni todo lo moral ha de estar reflejado en el ordenamiento legal, vaya eso por delante.
Pero este caso es lo bastante grave como para ir un poquito más allá.
¿Hay vida humana dentro de la madre? Si es así y yo lo creo, el aborto es siempre un homicidio y, como lo sabemos, se convierte en el asesinato de un inocente.
Lo de los padres y madres es genial, si lo hubieran matado a tiempo ahora no estarían sufriendo las consecuencias dices, alucinante, ¿por qué no lo matarían cuando estuvieron a tiempo? Jo, menudo planteamiento.
Crear alarma social, es decir, hablen bajito, hay que decirle a la Iglesia lo que debe decir, cómo lo debe decir y cuándo lo debe decir, sin alarmar, sin llamar la atención, que no molesten al pensamiento politicamente correcto o ya verán. ¿Objeción fiscal? Bufff, la ha propuesto pacifistas, ecologistas, comunistas y gente de las más variadas formaciones, hablar por hablar, pero eso no aparece en el documento de la CEE.
¿Puede el tribunal constitucional decidir sobre la realidad? Ha permitido que II, Iniciativa Internacionalista, el partido del miserable A. Sastre, presentarse aunque todos sabían que apoyaba a ETA, el tribunal decidió que no, ¿acertó o se equivocó? ¿Puedo tener mi propio criterio sobre lo que estoy viendo o tengo que consultárselo al TC?
Saludos :-)

Anónimo dijo...

No no. Claro que no debes consultárselo. Pero imputas un delito que no existe y que no está en el código penal y encima pones en tela de juicio a quienes velan por el cumplimiento de las leyes. Entonces según tú a quién le echamos cuenta ¿a la Conferencia Episcopal o al Cosntitucional?. Yo no se tú pero creo que al 90 por ciento de la sociedad le parece más creíble por ejemplo Marlaska que Benedicto XVI. Y eso por algo será no? Por lo tanto tus palabras carecen de credibilidad. En el púlpito igual son válidas pero en la vida terrenal, que por cierto es la única demostrable, pocos piensan como tú Rafael.

Lo de matar a tiempo y esas barbaridades no lo he dicho yo, lo has dicho tú. Aunque no me extraña, si tergiversais las palabras de Jesucristo no me coge de sorpresa que lo hagais con el resto de los mortales. Lo de la Iglesia no tiene ni lógica ni base científica Rafael y eso es así desde el big bang hasta el condón.

Anónimo dijo...

Se me olvidaba. Y sigues con lo de callar a la iglesia. Eso no es lo que yo digo Rafael, que te lo tomas por lo que te conviene. Está bien que diga lo que piense pero sin alarmismos y sin incitar a ilegalidades, que es lo que está haciendo últimamente. Lo que ocurre es que la Iglesia está demasiado vinculada al PP y si gobierna un socialista todo el dia despotricando y a la calle con pancartas y si gobierna la derecha a rezar y a cantarle al señor. Eso es así, y lo peor de todo es que lo sabes.

Rafael B. dijo...

Vaya, ahora resulta que no dices lo que has dicho, pero como está escrito un poquito más arriba, basta con leerte para verte decir una cosa y la contraria. Lo de matar a tiempo lo has dicho muy clarito, leete de nuevo.
Ya has repartido carnets de demócrata y ahora repartes carnets de credibilidad.
Menos mal que tienes un servicio de encuestas propio para calificar y descalificar las opiniones ajenas.
Mientras tú esperas que te diga el TC lo que es el aborto, yo tengo una opinión formada y se basa en la ciencia que dice que desde que se forma un código genético específico en la concepción hay una vida humana formándose. Destruirla es homicidio, si es intencionadamente, asesinato, es el concepto legal aplicado a este caso.
Por cierto, el aborto es delito, sólo que se considera despenalizado o no punible en tres supuestos. Eso será así hasta que la voluntad del legislador cambie la ley y empiece a llamar derecho a lo quera un delito hasta ahora.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Rafael B. dijo...

Como no voy a consentir que un individuo que es capaz de justificar el asesinato me llame mentiroso después de haber afirmado una cosa y la contraria, de retorcer, repetir e insultar descalificando, creo que voy a borrar un comentario que empieza tan mal y sigue aún peor.
Déjalo ya, anonimito, tu catadura moral ha quedado patente sin tener que consultar al constitucional. Aunque, ahora que lo pienso voy a llamarles a ver si debo llevar el coche a lavar o no.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Rafael B. dijo...

Sí, sí, está muy claro lo que dices, eso lo pone bien clarito arriba. Hay por ahí muchos blogs en los que dejar claro tus pensamientos y tus contradicciones, dónde insultas, mientes, descalificas, haces el troll, defiendes el asesinato de los niños no nacidos, etc. y no te lo borran, prueba por ahí a ver si das con alguno, mientras tanto, prueba con el valium.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...