24 junio 2009

Descanse en paz

Ayer estuve en el funeral de Jacinto. A pesar de sus enfermedades y de haber estado varias veces a las puertas de la muerte, no esperaba este desenlace. A. V. recordó conocerlo "desde que apenas era un adolescente asustado", también yo era, en la misma época, uno de esos adolescentes llenos de miedos e ilusiones que empezaban a buscar sentido a la vida.
Dedicó gran parte de su vida a servir a los demás de distintas maneras y no se resignaba a que su salud le impidiera hacerlo, era lo que peor llevaba, no poder seguir ayudando entre otros a los scouts a los que pertenecía. Ahora descansa en paz. Que la misericordia del Padre lo reciba.
Al fin y al cabo resucitó Jesús y en él todos nosotros, nos veremos en el eterno campamento.

1 comentario:

Capuchino de Silos dijo...

Si, recibido por el Señor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...