30 mayo 2009

Educación y políticos

Navegando por la web "Bienvenidos a la fiesta", encuentro bastantes perlas que no resisto la tentación de compartir con ustedes. Hace ya años un compañero que trabaja de maestro me decía que todos los programas electorales de todos los partidos, colocan la educación como prioridad indiscutible. Pero que en cuanto ganan las elecciones se olvidan y pasan a formar parte de las promesas de las siguientes elecciones.
Otro aspecto es la tentación de utilizar la educación como vía de adoctrinamiento sin más. Sobre este particular es sobre el que opinó Chesterton (negritas mías):

Leyes educativas

A raíz de que una política de su tiempo comentó un día que «debemos cuidar a los niños de los demás como si fueran los nuestros», Chesterton escribió un furioso artículo titulado El niño. En él señalaba cómo esa persona no se refirió a los casos difíciles que justificarían una intervención de las autoridades, sino que hizo una generalización desde el primer momento: daba por sentado que se ocuparía de cualquier niño como si fuese suyo, con una frase casual revelaba el «supuesto profundamente plutocrático» de que «los niños nacen bajo el poder y la protección de una clase gobernante...». El significado de la frasecilla en cuestión queda de manifiesto si observamos que «quien dice que va a tratar a los hijos de los demás como si fuesen suyos es exactamente igual que quien dice que tratará a las mujeres de los demás como si fueran suyas». Y es que, a esos políticos que nos gobiernan y a esos funcionarios que les secundan, hay que recordarles y «enseñarles la existencia de la propiedad privada y sobre todo la existencia de la vida privada».
G. K. Chesterton. «El niño», Correr tras el propio sombrero (On Lying in Bed and Other Essays). Barcelona: El Acantilado, 2005; 628 pp.; selección y prólogo de Alberto Manguel; trad. de Miguel Temprano García; ISBN: 84-96489-27-2. El artículo original está en All I Survey.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...