23 marzo 2009

El retorno a la barbarie.

Junto con la ya mencionada aquí ley de Ignacio y ese extraño fenómeno por el que todo el que disienta del pensamiento oficial y el relativismo al uso es un facha, aparece ese latiguillo que remite a cualquier opinión de la Iglesia Católica a la edad media o épocas cercanas a ellas.
En el presente debate del aborto sucede lo mismo. Es extraño que en una época en que se conoce el fenómeno del código genético y en que los medios para vencer enfermedades y dolencias son mayores que nunca, una época en que presumimos de una moralidad excelente, hayamos regresado no a la edad media, sino a épocas precedentes. El aborto no es un fenómeno moderno en absoluto, si acaso ahora se practica en condiciones de asepsia clínica y lo que se pretende es la total asepsia moral y legal, y ojo con oponerse de alguna manera a la muerte del niño no nacido, ojo con poner en evidencia la colosal hipocresía que supone decidir "interrumpir el embarazo" como quien apaga la luz o se hace una liposucción.
Siempre recuerdo un documento de la Iglesia primitiva, del siglo I d. C., la "Didajé" o "Enseñanza de los Doce Apóstoles", en que junto a otras recomendaciones y enseñanzas para los convertidos de la gentilidad, aparece la siguiente frase:
"...no matarás el hijo en el seno materno, ni quitarás la vida al recién nacido."
Con lo que el tema pertenece a la historia universal de la infamia y a un nivel de barbarismo que creíamos haber dejado atrás junto con la esclavitud y similares. Es volver al peor pasado, al más inhumano. El regreso a la barbarie.
Y van...
Actualización, no se pierdan este vídeo.


4 comentarios:

Ignacio dijo...

Gracias por la referencia

Abel Sosa dijo...

Tampoco se trata de eso Rafael, al contrario, es decir, depende de quien este detrás del pensamiento oficial, pues está bien claro que ese pensamiento dependerá de quien tenga la sarten por el mango.
Yo no estoy de acuerdo con la nueva ley del aborto y a mí, te aseguro que quien me conozca no me puede tacha de facha. Cuando la guerra de Irak el pensamiento oficial era sangre y barbarie, la gente salio a la calle y como si nada, y, te aseguro que muy poquitas gente de derechas hubo en las manifestaciones y, conozco a gente de derechas que discrepo sobre la incorporación de España a la barbarie, pero que apoyo de manera aferrima al señor ansar durante su mandato, eso no sucede en la izquierda . Esa es la diferencia esencial entre derecha e izquierda, es decir, quien discrepa del pensamiento oficial, o se calla, o a la puta calle ( Gallardon cerro la boca, por ejemplo ), sin embargo hay multitud de ocasiones donde personajes de izquierda no están de acuerdo con los preceptos de su partido y no pasa nada, a eso se le llama pluralidad de pensamiento al contrario que absolutismo ( aunque pensándolo bien, en nuestro pueblo gobierna un absolutista que se dice de izquierda, pero claro, Trigueros políticamente es un verdadero showww, lo digo por si no te haz dado cuenta ya ). Saludos.

Rafael B. dijo...

Hombre, lo de tachar de "facha" sucede, lo comento en tono irónico.
Eso mismo que dices sobre "absolutismo", yo lo llamaría "monolitismo". Los partidos políticos tienden a eso y, dentro de unos límites, es normal. No se puede mantener dentro de un mismo grupo ideológico una postura y la contraria sin que el grupo se resienta y sea un cachondeo, vaya.
Yo no veo esas diferencias entre derecha e izquierda. En IU hay preponderancia de las tesis del PC, pero como no tocan poder, no se notan mucho las discrepancias internas. En el PP hay personalismos e intereses ligados a grupos de presión que les han impedido ser un grupo político mejor cohesionado y con mejor imagen pública, pero el liberalismo ideológico facilita eso, junto a los personalismos antes dichos que ya se ve lo que les perjudica.
El PSOE tú mismo, lo que según tú pasa aquí, ¿crees que sólo pasa aquí? En mi pueblo tienen una trifulca de parecido tono, baste visitar el blog de Manolo Cayuela. En Andalucía, el partido se ha convertido en una hegemonía que controla todo, decide qué medios tienen licencia y cuáles no, y no me voy a meter en detalles que luego ya se sabe.
Sobre la guerra de Irak y el apoyo... bueno, yo aún me acuerdo de "Otan de entrada, no" y del referendum consiguiente en el que dijeron lo contrario y salió lo contrario, lo que dijera D. Felipe se hacía, en ese referendum yo ya pude votar. Esas habas se cuecen en todos los sectores, aunque idealicemos aquel con el que nos sentimos más identificados. Yo perdí el romanticismo político hace algunos años.
En fin, un saludo.

Abel Sosa dijo...

Y yo después del pequeño bache económico, del suave desgaste, crecimiente debilitado, ajuste económico, etc,, como quieran que lo llamen los políticos, y, viendo el dineral que cobran todos y cada uno de los/as diputados/as, senadores/as, consejeros/as, delegados, y un largo etc de cargos políticos públicos de cualquier color ( y mira que hay delegaciones, mancomunidades, empresas públicas, parques tecnológicos, etcss), cada vez más, también estoy desencantado con la política. Todos/as ven de forma distinta la película dependiendo de la parte de la sartén que tengan agarrada, cuando es el mango, todo se transforma en dinero y poder. Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...