21 febrero 2009

Unos chistes

Me llegan por correo electrónico y no puedo menos que compartirlos con ustedes. Tienen esa gracia desolada que brota de la realidad dolorida de un pueblo sin libertad.
 
Un turista canadiense pregunta en una tienda de música, en La Habana:
- ¿Tiene la canción MORIR DE AMOR, por las Hermanas Fabrisa, en 45 revoluciones?
- No, pero tenemos MORIR DE HAMBRE, por los Hermanos Castro, en una sola revolución.

Letreros en el Parque Zoológico de La Habana:
Antes de 1960: FAVOR NO DARLE COMIDA A LOS ANIMALES.
Entre 1960 y 1989: FAVOR NO QUITARLE LA COMIDA A LOS ANIMALES.
Después de 1990: FAVOR NO COMERSE LOS ANIMALES.

LA SEMEJANZA
- ¿En qué se parecen el Vaticano y la Reforma Agraria Cubana ?
- En que en 50 años, solo han producido cuatro papas.


11 comentarios:

Abel Sosa dijo...

Muy bueno los chistes, es más, totalmente de acuerdo, pero ahí va uno mío;
Su santidad que visita África y ve que allí, sobre todos los/as niños/as estaban muy delgados, pues bien, se acerca al obispo de la zona y le pregunta;
- Padre, estos niños porque estan tan delgado.
- El obispo contesta, Santidad, es que comen muy poco.

A continuación se acerca a uno de ellos ( de los niños ), y le dice al oido;
- Hijo, hay que comer másssssssss.

Padre, yo no estoy de acuerdo en absoluto con la tirania de la dictadura cubana, pero las ironías también es buena aplicarselas a uno mismo. Saludos

Rafael B. dijo...

Ese chiste ya es viejo, pero al intentar comparar unos chistes que hacen sátira de una dictadura de las peores con un chiste absurdo, da la impresión de que de alguna manera te molesta que se critique a la dictadura cubana. Tú sabrás.

Abel Sosa dijo...

Padre, mis pensamientos por fortuna son de izquierda, y si le soy sincero nunca me ha simpatizado ninguna dictadura, sea de izquierda o de derecha, sólo por el simple hecho de que nadie es vitalicio en un puesto y, más si no es elegido por sufragio universal, es decir, por el pueblo.
Por otro lado, no creo que deba recordarle los 40 años que la iglesia católica española apoyo el regimen de Franco, o, otras dictaduras no menos duras que la cubana, es decir, Argentina, Chile, etc,, por lo que no me venga con críticas a ningun régimen cuando ha sido la iglesia la primera que ha apoyado a dictaduras totalitarias y que han asesinados a miles de personas, y, que han quedado impunes en su totalidad.
Todo lo que no sea elegido por sufragio universal, sea de derecha e izquierda, no se puede tolerar, pero parece ser que para algunos, las fechorias de la mano derecha son impunes a las que pueda realizar la mano izquierda. No olvide eso nunca Padre.

Rafael B. dijo...

Hijo, veo que echas balones fuera. No creo que tampoco sea necesario recordar que las peores y más sanguinarias dictaduras de la historia han sido de izquierdas y apoyadas por la izquierda, es más, me parece que no es la cuestión.
Sobre Chile, ¿te suena la "Vicaría de la Solidaridad"? Supongo que no, no encaja en el tópico. Y eso de "la primera"... Pero no es esa la cuestión, la cuestión es que parece que te molesta que se haga sátira sobre la dictadura cubana y reaccionas mal.
Lo siento, hijo, pero no creo que se pueda justificar tu simpatía por la dictadura cubana criticando el pasado de otros en base a latiguillos propagandísticos.

Abel Sosa dijo...

Padre, quisiera, si fuera posible, saber la teoría aplicada para sentenciar con tanta rotundidad que existen diferencias entre dictaduras de izquierdas y de derechas en cuanto a barbaries, asesinatos, y privación de libertades entre otras cosas, pues yo, la verdad, no tengo constancia de que tanto unas como otras sean más flexibles en cuanto a ello.
Por otro lado, tampoco se ponga usted así, volvemos a lo mismo, yo en mi sitio y usted en el suyo, sin faltarnos al respeto, evidentemente, tenemos unas opiniones sobre diferentes puntos de vistas y, usted tiene un blog abierto a la lectura y, en este caso, también a la escritura.
Y, lo más importante de todo,no estoy de acuerdo con ningún tipo de dictadura, sea de izquierda o de derecha, lo que me diferencia de otros, como por ejemplo, vuelvo a repetir, la Iglesia católica, simplemente me parece de muy mal gusto el hacer sátira de un regimen, totalmente incomprensible, cuando se le ha dado la bendición a verdaderos barbaros y asesinos.
Por otro lado, después de usted nombrarlo, he leido un poquito sobre la Vicaría de la solidaridad en Chile y ni que decir tiene, que precisamente esa es la labor de la iglesia de Jesús, ayudar al desvalido, y esa, es la principal función de la obra de Jesús ( bajo mi punto de vista, entre algunas más ), y no me vale decir que hay que mirar más al dedo y menos a la luna,no, hay que mirar a los dos lados para ver todo Padre.
Saludos.

Rafael B. dijo...

Bueno, no está la diferencia en la calidad, que puede que también, sino en la cantidad. Para muestra un botón: ¿Cuántos represaliados, encarcelados y muertos/desaparecidos ha habido en el Chile de Pinochet y cuántos en la Cuba de Castro? Téngase en cuenta la diferencia poblacional y saquen conclusiones. Por citar dos dictaduras contemporáneas entre sí en un mismo continente.
Todas las dictaduras son iguales en los métodos y en el sufrimiento que originan a los ciudadanos, algunas duran más, otras son más sanguinarias en cuanto a resultados y en lo que dejan detrás. Por ahí van las diferencias.
Hijo mío, la sátira no la hace la Iglesia, sino que son chistes que llegan vía mail de allende los mares, es decir, son los chistes que los mismos cubanos hacen sobre su situación, como intenté dejar claro en la presentación de los mismos, pero parece que no lo has entendido.
Y luego esa manía de meter a todo el mundo en el mismo saco: "cuando se le ha dado la bendición a verdaderos bárbaros y asesinos". Es como si yo dijera que tú, por definirte de izquierdas, te has hecho cómplice y estás de acuerdo con que se encarcele a la gente por sus ideas y se les asesine en campos de concentración por no plegarse al régimen. Además, después de haberte puesto como te has puesto por una sátira a la dictadura cubana, parece que en verdad tu estás de acuerdo con ese tipo de tiranos, mientras sean de los tuyos. Mientras que yo no estoy de acuerdo con ninguno y cuando ha sido necesario he manifestado mi rechazo a ellos.

Además, nunca bendije a ningún bárbaro y creo que a ningún asesino, aunque nunca se sabe los que pasan por tu lado lo que harán después.
Reclamo mi derecho a hacerme eco y tener opinión sobre la dictadura cubana, la coreana, la china, la vietnamita, la de Zimbawe o el Congo, a disentir de todos los que esconden su secreta admiración por dictadores y asesinos bajo un lenguaje políticamente correcto y bajo el manido argumento de "peor lo hicieron otros en el pasado".
Si mi opinión te parece de mal gusto, a lo mejor lo que te parece de mal gusto es que tenga libertad de expresarla y la utilice, pero por ahí lo siento, voy a seguir opinando y ejerciendo mi derecho a expresarme públicamente.

Abel Sosa dijo...

Padre, libertad de expresión, esa es precisamente la cuestión como usted dice. Vuelvo a repetir, que mis ideales sean de izquierda no significa que este de acuerdo con ningún tipo de dictadura, sea de izquierda o de derecha, al igual que usted, lo único que pasa es que yo no represento a nadie, es más, no estoy afiliado a ningún partido ni sindicato ni nada de eso, sin embargo usted si se debe a una organización, en este caso religiosa que a lo largo de la historia ha cobijado a verdaderos sanguinarios. Evidentemente, al igual que yo no estoy de acuerdo con todos lor preceptos de los políticos de izquierdas, ni de las fechorías de la izquierda, usted tampoco estará de acuerdo, en casos concretos, con algunas decisiones de la iglesia católica como por ejemplo ( sin que se sienta usted metido en el mismo saco, y, si ha entendido eso, nada más lejos de la realidad, usted perdone )el haber bendecido cada vez que le viniera en ganas a nuestro queridísimo generalisimo, sí, ese que sin ir más lejos practico una cacería humana con todo aquel que no pudo huir y tuvo que esconderse en los montes, cuando en 1955 la ONU legitimo el regimen con su ingreso en la organización ( gente que lo único que habian hecho algunos es estar afiliado a un sindicato o partido, o simpatizar, o, no gustarle al requete de turno ).
Por último, redordarle que yo también reclamo mi derecho a hacerme eco y tener opinión sobre los valores en bolsa de las diferentes operaciones que realiza la iglesia, sobre los lujos innecesarios que rodean la alta curia, sobre el sobrepeso en cuanto a la manipulación que ejercen algunos incitando a quien no votar, sobre las incursiones políticas que ejercen sobre aspectos totalmente ajenos a su que hacer, y un largo etcs, así como a disentir de todos los que esconden su secreta admiración por personas que lo único que buscan es el bienestar propio y el poder bajo un lenguaje institucionalmente correcto y bajo el manido argumento de " hay que mirar más a la luna y menos al dedo".Y, añadir que es para mí todo un placer el leerle y, como no, el contar con su opinión sobre diversos temas, es más, me facilita mucho el poder entender algunos aspectos que no tenía muy claros, por lo tanto, no deje de darle gusto a ese derecho que nos fue tan privado no hace mucho, como es la exquisita y flamante libertad de expresión.

Rafael B. dijo...

Hijo, en el mundo antiguo, los pecados de los padres los pagaban los hijos también, era una forma de ver la sociedad que antropologicamente hablando se llamó "personalidad corporativa". Con el tiempo se llegó a la idea de que las responsabilidades y culpas son de las personas, no deben imputarse a colectivos o descendientes no implicados, es la "responsabilidad personal" sobre la que se cimenta nuestra idea de la ley y la moral.
Insisto, no bendije a nadie ni cobijé a nadie, cuando vuelves una y otra vez queriendo pasar por "limpio de todo" a sacar el tema me pregunto por qué, entonces recuerdo que te molestó la sátira del dictador Castro hecha por los mismos cubanos que lo sufren y que por eso estamos hablando de esto.
Tú mismo.

Abel Sosa dijo...

Padre que no insista por ahí, que para mi Fidel Castro, Raul y todo ese atajo de asesinos tienen la misma credibilidad que cualquier tipo de dictadura venga de donde venga, y esa es la diferencia que existe con respecto a la organización a la que usted pertenece, que según venga de un lado o de otro tiene esa manía de apoyarla o no, y eso es historia muy pero que muy reciente, no me invento nada.
Por otro lado veo que usted si admite el reconocimiento que la iglesia tenía hacia ciertos dictadores, pues bien me ataca a mí diciéndome que parece que si me molesta las críticas a la dictadura cubana aún afirmándole una y otra vez que no me simpatizan ni de un lado ni de otro, y por el contrario si leo que usted no bendijo a ningún asesino, pero no leo que admita que la iglesia se ha equivocado apoyando a cualquier dictador.
Usted mismo.

Rafael B. dijo...

Pues para pensar eso de los Castro te molestó un poco la ironía sobre su régimen. Este debate empezó por ahí, si no recuerdo mal.
La Iglesia ha reconocido y ha rechazado esos apoyos, ha pedido perdón por cosas que ya son ceniza desde siglos. ¿Tiene cualquier católico que quiera opinar sobre cualquier cosa empezar su comentario recordando eso? A lo mejor es que tú aún no te has enterado.
Iba a escribir que nunca me pareció ni minimamente bien que la Iglesia de ciertos periodos históricos apoyara a ciertos regímenes, es más, en el pasado lo critiqué en otros foros y demás, pero no tengo porque darte explicaciones de lo que pienso a ese respecto, tus prejuicios y estereotipos son inmunes a explicaciones como los de tantos otros.
Y como esto aburre, lo dejo aquí. Si quieres insistir allá tú.

Abel Sosa dijo...

Rafael, bien argumentado, es más me alegra enormemente el leer su último comentario.
Por otro lado, saludos y ciao.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...