22 noviembre 2008

Vida y muerte en la red

Un joven de 19 años retransmite por un canal de TV de internet su propio suicidio. Se toma una dosis mortal de pastillas y deja la cámara grabándole mientras agoniza en su cama. Al parecer algunos de los que estaban viéndolo pensaron que era una broma de mal gusto, otros que era una representación y otros llamaron a la policía que cuando llegó ya no pudo hacer nada por él. Esto, que parece un relato de ficción o el argumento de un capítulo de teleserie, sucedió en EEUU, en el estado de Florida.
Mientras escribo esto pienso que lo fácil es montar un falso escándalo que cubra la curiosidad morbosa por el acontecimiento. Cuando alguien toma la decisión de quitarse la vida yo me suelo quedar sin palabras. Por una parte pienso en la profunda angustia y desarreglo que ha llevado a ejecutar una decisión tan irreversible y dañina para todos (sobre todo para él). Por otra, no puedo evitar pensar que es un acto de huida que entraña cierta cobardía invencible, una incapacidad profunda para afrontar la propia vida y los errores cometidos, también un radical desasimiento afectivo de todo y de todos. Pero quién sabe lo que se oculta en lo hondo del corazón de cada persona.
Se mezcla la noticia con el luto por la muerte de Álvaro Ussía en Madrid, a manos de auténticas bestias. Me hace gracia los comentarios de los conocidos del asesino, "no es mala persona, no un joven agresivo", pues menos mal. Me hace maldita la gracia, quería decir, porque no importa un pimiento si era agresivo o buena persona, en ese momento dejó salir esa bestia interior capaz de lo peor que, creo, que todos llevamos dentro y en cuyo dominio nos jugamos la vida. En ese momento, "Pitoño", dejó de ser el que era y se convirtió en un simple asesino, nada más y nada menos. Y ahora sigamos escandalizándolos durante el día y exaltando la violencia por la noche. Que así nos va a ir...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Eso, ¿quién sabe?, creo que no se debe de entrar a hacer juicios, si es cobarde, si desapegos afectivos, si incapacidad para afrontar errores, etc... cuando una persona decide quitarse la vida. Yo no lo apruebo, pero puede ser que no puedan con ella y entonces sea un auténtico infierno respirar. Lo mejor es huir de la censura. Claro que lo de ponerse a grabarlo para corgalo en internet es muy fuerte. Saludos: Javier

Rafael B. dijo...

Sí, nos deja sin palabras, pero sigo pensando que es un acto de huida y de profundo solipsismo que me resulta imposible de justificar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...