24 octubre 2008

Frikismo ateo

El futuro es de los "frikis", eso está bastante claro. En cualquiera de sus variantes. Frikis políticos, como gran parte de los que nos gobiernan. Frikis mediáticos, como los que pululan por los medios de comunicación cada día, encerrados en casas o deambulando por la calles y salas de fiestas. Frikis ideológicos o, incluso, religiosos. Qué quieren que les diga, de vez en cuando aparece alguien que dice que se le ha aparecido la Virgen y eso, para mí, es una forma de frikismo religioso (sin menoscabar que haya habido cosas serias como Fátima o Lourdes que me merecen todo el respeto y admiración). El ejemplo extremo del frikismo religioso es El Palmar de Troya que ya apenas suena pero sigue ahí.
Ahora se le une el frikismo anti-religioso. Richard Dawkins, famoso friki del ateísmo, con la monomnía de convencernos a todos de que Dios no existe, ya sea por las buenas o recurriendo al insulto, ha organizado una campaña publicitaria contra la fe, así en general.
Informa Religión Digital:
"Dios probablemente no existe, deje de preocuparse y disfrute de su vida". Éste es el provocador eslogan que pretende colocar en los autobuses del Reino Unido una campaña a favor del ateísmo impulsada por el famoso biólogo darwinista Richard Dawkins (...) El objetivo inicial era conseguir 7.000 euros para imprimir carteles con el eslogan ateo, y colocarlos durante cuatro semanas en 30 autobuses urbanos que circulan por el distrito londinense de Westminster.
Un segundo ejemplo de dicho frikismo que roza el esperpento por la parte de adentro:
Un senador de Nebraska llamado Ernie Chambers presentó a principios de año una demanda judicial contra Dios. Sin miedo a represalias. El político estadounidense dijo estar "harto de las nefastas catástrofes" que se producen a diario en el mundo y que sólo provocan dolor, destrucción y muerte. Por eso Chambers no dudó en acudir al ámbito de la Justicia para encontrar una respuesta a sus demandas. El senador dice que ha hecho "razonables esfuerzos" para invocar a Dios, y que para ello utilizó varias frases como: "manifiéstate Dios, donde quiera que estés", parece ser, contra todos sus pronósticos, sin obtener ninguna respuesta alguna...

Vamos, no me digan que no es enternecedor. Resulta al menos curioso el eslogan de Dawkins porque se basa en una falacia, que la gente que no cree en nada es más feliz. Yo no creo que se pueda andar comparando porque no hay forma de establecer un ratio de comparación que sea objetivo. Como mucho se puede medir algunos parámetros determinados, el grado de satisfacción con determinadas cosas de la vida. Yo no veo en la gente que conozco que se muestra atea, más felicidad, más bien al contrario. La ausencia de ciertos valores les complica mucho la vida. Es cierto un código ético de máximos como es el Evangelio, resulta a veces difícil de vivir, pero carecer de código ético o reducirlo a cuatro normas basadas en el egoísmo situacional es sencillamente destructivo. Además, a esta generación de ateos militantes les molesta que existamos los creyentes. Exigen escuela laica y sociedad laica... pero están exigiendo que no haya manifestación pública ni reconocimiento público de las creencias de los que no piensan como ellos. Y eso no es democrático ni respetuoso con los demás. Tiene nombre y no es agradable.
Ustedes verán.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...