25 abril 2008

Blogueros, blogueras y censuras previas.

Leo un artículo delirante que sigue la estela de la Cadena Ser y los medios de Prisa (y otros, claro) de utilizar cualquier falsedad contra la Iglesia, incluso cosas que no son un problema. El tema en cuestión es el siguiente: la Comunidad de Madrid tiene un convenio con el Arzobispado de Madrid que regula la participación del mismo en los comités de ética de los hospitales cuando se solicite. Dicho de otro modo, cuando hay que tomar una decisión grave por parte de un enfermo y el equipo médico que le trata, el enfermo o su familia puede pedir que también participe en la consulta un sacerdote, normalmente el capellán del hospital, supongo. El comité de ética es consultado sobre lo que es conveniente éticamente y su opinión no es vinculante en ningún caso, sólo orienta sobre los aspectos éticos de la decisión en cuestión. (Artículo de José Manuel Vidal sobre el particular)
¿Cuál es el problema para la progresía del país? Que intervenga la Iglesia ni aunque lo pida el enfermo. Algo que estaba ya contemplado desde 1997 pero que ahora se ha renovado el acuerdo. Los medios habituales han aprovechado para tergiversar y manipular y todos/as los seguidores han repetido la consigna sin más información y sin plantearse qué es más respetuoso con los derechos del enfermo, permitirle que pida ayuda a un sacerdote si así lo quiere o prohibírselo impidiéndolo por ley.
Bueno, el artículo en cuestión está en "ya pueden llover croquetas" (sic). A éste hice un comentario en el tenor anterior y recriminaba a una comentarista que se tomaba la confianza de llamar "locos" a Aguirre y Rouco (esto está bien, por lo visto), la misma que llamó "hombrecillo" a Benedicto XVI en su propio blog. En justa correspondencia y paridad, la llamé "mujercilla" sin ánimo de molestar sino de hacer ver cómo suena eso cuando lo dicen de uno.
El comentario antes dicho fue maliterpretado por la blogera de las croquetas y sufrió la "censura previa". Bueno hija, si has habilitado la moderación de comentarios eres libre de censurar a quién quieras, pero no queda muy bien luego dedicarle un artículo a criticarle si no has puesto su opinión para que quienes te leen sepan lo que dijo tal como lo dijo el censurado. Es lo que has hecho de forma indigna a mi parecer. Si me censuras, no me nombres más. Si quieres hablar de lo que dije, deja que los demás lo lean al menos. Ese estalinismo que censura y degrada al disidente no es demasiado aceptable. Dicho sea todo sin ánimo de molestar.
¿Me he explicado bien?

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...