15 marzo 2008

No lean lo que sigue.

No digan que no se lo advertí, luego pasa lo que pasa.
Leo en uno de mi blogs del blogroll, Bienvenidos a la fiesta, un comentario sobre un libro, Bartek el triunfador, de un polaco de nombre impronunciable, H. Sienkiewicz. Lo que me impresiona es la frase con que acaba el comentario: "...la importancia de saber por qué y para qué se lucha, en aquello (que no sé quién decía) de que la tragedia del hombre no es morir sino morir como un imbécil."
Reconozco que además de impresionarme la frasecita, me ha sugerido cosas. Bueno cosas como que cada vez veo más gente que se esfuerza en vivir ya como tal, es como si quisieran estar preparados para ser perfectos imbéciles en el momento presente, no vaya a llegar la señora de la guadaña y ...
Por ejemplo, hay quienes a la primera cosa que leen en un periódico se unen a la condena unánime o la alabanza incondicional. Si la prensa buena (no confundir con la prensa mala y no progresista) afirma que la Iglesia "añade" nuevos pecados al repertorio, pues nada, ea, a repetir el latiguillo cual auténticos hijos de la logse, intelectualmente inanes. De repente descubren algo que siempre estuvo ahí pero que nunca fue noticia hasta que un reportero distraído o sin mejor ocupación lo insertó en la sección religión del periódico, entonces ¡eureka! lo descubrieron y a comentarlo sin apartarse de la línea editorial buena y progresista.
Luego están los que piensan que la única Iglesia que no impone su pensamiento es la amordazada, lo que revela claramente el tipo de pijo totalitario e intolerante que lleva dentro. Si la Iglesia no dice lo que él piensa, no debería hablar, igualmente los demás ciudadanos que no estén de acuerdo, si se lleva la contraria, crispan.
La joya de la imbecilidad suprema es cuando llega el pijo-progre-guaidelamuerte-porqueyolovalgoymipadremelopaga (palabro con copiraig de Javier) y acusa a la Iglesia de contribuir a la expansión del sida por no estar de acuerdo con el uso de los condones como método anticonceptivo. Daría una risa escuchar a gente presuntamente inteligente decir estas tonterías... si no fuera trágico. Mira, yo creo que si hay alguien que está llevando una conducta criminal en la prevención del sida son los que dicen que el condón es seguro y que se harten que no pasa nada si se lo ponen, sabiendo que hay un porcentaje pequeño de fallo. Callan que es jugar a la ruleta rusa, niegan una información relevante: si bien el condón puede fallar en alguna ocasión aunque sea remota, la fidelidad y la castidad usadas siempre, nunca fallan. Y de eso no hablan, claro.
En fin, ya me desahogué por hoy, ya les advertí que no lo leyeran...

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...