27 septiembre 2007

Hipocresía

No se me ocurre otra forma de definirlo. Hace casi un mes que murió J., tenía cierta discapacidad psíquica y a sus 27 años era un niño grande, simpático y querido por todos. Pero también sabemos como funcionan las cosas en un pueblo donde el exceso de confianza abunda. Todos querían y respetaban a J., pero a veces le hacía objeto de bromas que no se puede decir que eran adecuadas dada su situación. Lo que a cualquiera le divertía podría no ser tan divertido para él que aceptaba que esas bromas también eran cosas de la amistad.
En definitiva, a veces era objeto de bromas que parecen sin importancia pero que para él no lo eran por más que no le quedara más remedio que tirar con ellas. Eso es un hecho que no todos están dispuestos a reconocer.
El día de su entierro comenté que J. está ya en manos de Dios, que prefiere a los débiles y los sencillos y, por tanto, lo acogerá con un cariño especial. Y, de pasada, que ya se acabaron las bromas para él. Y esto ha supuesto un problema, más de uno se ha molestado por el comentario, no la familia sino otras personas que han comentado su molestia y su crítica hasta llegar a la familia que estaba ajena a que ese comentario pudiera ser un problema.
¿A quién puede molestar un comentario así? Sólo se me ocurre que a hipócritas que se han sentido denunciados por él. No sé por qué, pero me sigue asombrando la mala baba de alguna gente, la estupidez y las ganas de hacer daño.

3 comentarios:

canalsu dijo...

Es que hay cosas que no se pueden decir así como así. ¡Que te has creio tú, como si fueras más que naide! El pobre tenía lo que tenía y nadie tiene la culpa de ná.

Rafael B. dijo...

La verdad es que estoy bastante molesto con tanto hipócrita y tanta lengua bífida a mi alrededor. Llega un punto en que ya supera mi paciencia.

Gracias, canalsu, por comentar en mi humilde blog.

Javier dijo...

En Valverde pasa igual con chico llamado Ignacio, cada vez que entra en el bar Roa Roa, Todos a burlarse de él,: "que si eres maricón, que si vamos a soltar cohetes" y un sinfn de lindezas por el estilo. Yo ya he dejado de ir por eos lugares donde no se respeta a la persona que sólo tiene un problema de retraso mental, aunque algunos de los allí presentes no alcance el CI de Ignacio. Me da asco de ea gente. Pero lo que no entiendo tampoco como su familia, sabiendo a las burlas a la que someten al joven y a las humillaciones de cuatro borrachos adictos al juegodeja que entre en esos sitios. Saludos de Javier Castaño.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...