24 mayo 2007

Ocasiones.


Hay ocasiones en que lees algo que te deja sin palabras, ya lo he dicho antes, y ahora me repito. Frases, afirmaciones contundentes que hacen luz sobre aspectos de la existencia que necesitaban esa intervención, esa precisa iluminación. No hacen falta muchas palabras, sólo las precisas para comprender y comprenderse mejor. No sabría explicarte que relación concreta hay entre el texto que sigue y lo que estamos viviendo en esta campaña electoral. Quizá la cita de Baudelaire con la que comienza sea la más relacionada, pero todo lo demás también ayuda a entender mejor la condición humana, esta que compartimos tú y yo. Todo lo esto digo a cuenta de la cita que sigue que es, como otras últimamente, de Bienvenidos a la fiesta.
«A veces una enunciación contundente arroja una luz más deslumbrante que un discurso más complejo. Por ejemplo, cuando Baudelaire dice que “la verdadera cultura no consiste en el gas, ni en el vapor, ni en cualquier otro invento, consiste en disminuir los efectos del pecado original”. O cuando dice Flaubert que las edades de la humanidad han sido paganismo, cristianismo e idiotismo; y Eliot cuando avisa que de que “el humanismo es una ilusión porque desconoce que los hombres no soportan mucha realidad”. Son contundencias que revelan una verdad radical. Luego puede tomarse esa verdad con las precauciones o disimulos o torcimientos que se quiera, pero así son las cosas».
Un día como hoy, a ese texto de José Jiménez Lozano en Advenimientos, yo le añadiría otra cita más, tomada de la carta primera de San Pablo a los Corintios: «si Cristo no ha resucitado, inútil es nuestra predicación, inútil es también vuestra fe. (...) Y si tenemos puesta la esperanza en Cristo sólo para esta vida, somos los más miserables de todos los hombres».
José Jiménez Lozano. Advenimientos (2006). Valencia: Pre-Textos, 2006; 215 pp.; col. Narrativa Contemporánea; ISBN: 84-8191-770-2.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...