15 enero 2007

De cambios y otras opiniones.

Pasó la navidad y ya era hora de escribir alguna cosa en la bitácora esta. Lo primero es el cambio a la nueva versión de blogger, espero que no suponga ningún problema, iremos investigándola en lo sucesivo.
Por otra parte ando liado con la operación de un familiar (mayor, operación de cadera, prótesis y consecuente rehabilitación) que todavía está en el hospital. Y de eso quería escribir, del hospital, de la atención médica que sigue siendo algo, junto a la educación, en lo que vamos a la cola de Europa en inversión o gasto, no sé cual es el término adecuado. La sanidad andaluza simplemente "apesta". La gestión de los hospitales es caótica, por lo menos la del J. Ramón Jiménez de Huelva lo es o lo parece día sí y día también. Faltan camas por que hay secciones cerradas (dicen que para ahorrar), falta personal (no dicen por qué pero me lo imagino), falta material (porque hayque ahorrar y porque lo que es de todos no es de nadie, Carmen Calvo dixit, y se puede llevar a casa, tonto el que no lo haga), las urgencias saturadas, masificadas, desordenadas, un desastre. Las 14 horas que tardaron en darle habitación a mi familiar fueron una película italiana auténtica, algo para grabarlo y ponérselo a los políticos cada mañana. Ocho horas esperando un resultado de laboratorio que probablemente estuvo mucho antes pero que no había médico para interpretarlo y dar el alta o ingresar (un enfermo de al lado que estaba ya para subirse por las paredes...), para qué seguir.
Pero eso sí, en la recentísima modernización de Andalucía, la segunda o la vigesimo sexta, hemos dedicado nosecuantos cientos de miles de euros a investigar con células madre para jorobar los principios éticos de los adversarios políticos y de un buen número de españoles y porque somos más chulos que nadie. Así que dejamos a un anciano 48 horas esperando ser operado porque no hay anestesistas, ni cirujanos, pero tenemos programado un cambio de sexo financiado por la sanidad pública y sin preguntar si eso lo queremos financiar, deberíamos poder elegir la cobertura que queremos tener para evitar estas majaderías. Pero no importa, lo que hay que hacer es convencernos a todos de que es necesaria tal operación, que es vital para esa persona...
Y para rematarlo hoy leo la noticia de que en la reciente conferencia de presidentes de autonomías ha habido más de mil periodistas acreditados... todos se han llevado los suyos, por supuesto. Me da rabia, vergüenza y ganas de bajarme de este país de políticos indignos, ¿nos los merecemos? Creo que son ellos los que no nos merecen, que les hemos consentido demasiado y ya no podemos dar marcha atrás. Y lo dejo que el enfado no me deja pensar con claridad.

2 comentarios:

Dick Turpin dijo...

Respecto al nuevo blogger, como a todo hay que acostumbrarse pero de entrada en lo que yo llevo usándolo me ha parecido más cómodo... dicho ésto nada será como parece y me acabaré arrepintiendo de estas palabras.

Un problema inicial es que se pierden las tildes de todo el blogroll y hay que volver a ponerlas... una molestia mínima pero que demuestra que los que plantearon el tránsito del antiguo al nuevo no son castellano parlantes y los acentos les importan poco.

En cuanto a la sanidad sólo puedo recomendar paciencia. Para pasarlo con algo de filosofia y ver que en todas partes cuecen habas échale un ojo a una pelícual "Las invasiones bárbaras" en la que la sanidad pública canadiense no queda muy bien parada.

Ah, y espero que tu familiar mejore.

Un saludo,
DT

Rafael B. dijo...

Gracias por tus comentarios, tu blog también debía estar mentado en éste y ya lo está.
Lo del blogger 2 es un pequeño lío, te obliga a rehacer todo el diseño si quieres pasarte del todo. Yo creía que los acentos del blogroll era cosa de mi Firefox... anda que...
Por otra parte, ya supongo que la sanidad pública es más o menos así en muchos (por no decir casi todos) los países y/o autonomías, pero me consuela regular nada más. O exigimos una gestión correcta de lo público, de lo que pagamos entre todos o estamos perdidos. De todas formas la sanidad española es la que menos gasta en el contexto europeo por habitante o por usuario, no estoy seguro. Igual que la educación, en Andalucía a la cola de España, no quiero pensar en Europa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...