07 septiembre 2006

Educación y control social.

En las mentes de nuestros opinadores públicos y políticos, hay una curiosa corriente que contrapone lo privado y lo público para concluir que lo público es prioritario y, en ese caso, el estado, el gobierno, los políticos, ellos, tienen el derecho y el deber de controlar esa parte de la vida de los individuos sin que haya posibilidad de exclusión. Han desmontado o ridiculizado toda moral que pueda interferir en lo público, pero cuando en el vacío resultante empezaron a habitar monstruos, aparecieron las leyes, cuanto más punitivas mejor, para arreglar el desaguisado resultante.
Aquí hay un artículo que analiza con bastante acierto a mi juicio esa paradoja en la que nos movemos y apunta unas terribles tendencias que se pueden observar en nuestra sociedad, creo que lo explica bastante bien.

"ENTRE los rasgos sorprendentes que nos ofrece un sector de la opinión política española se encuentra lo anticuado de su marco conceptual y las raras unanimidades que se registran entre determinados comentaristas de la actualidad. Una muestra de ambas características es la reiteración de una dialéctica entre lo público y lo privado que no cuadra en absoluto con la complejidad y dinamismo de la sociedad actual.

En un periódico nacional muy receptivo para las unanimidades, ha escrito recientemente Aurelio Arteta que la Educación para la Ciudadanía es un “saber de lo tocante a todos que no puede transmitirlo la familia, que es una comunidad parcial y volcada en el interés egoísta de sus miembros”. Habrá de transmitirlo entonces a una institución total que no podría ser otra que el Estado. Poco falta para que el Estado mismo se defina como “un instrumento totalitario al servicio del pueblo”, según se hacía en los veinticuatro puntos de Falange Española que nos obligaban a estudiar en la asignatura Formación del Espíritu Nacional durante la dictadura franquista."

Leer completo.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...